EU conocía los planes de Al-Qaeda sobre el 11-s, acepta Rice

viernes, 9 de abril de 2004
* La coordinadora de Seguridad Nacional intentó evadir las preguntas de la CBI Washington, 8 de abril (apro) - El gobierno de George W Bush sabía que dentro de Estados Unidos --antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001-- había células de la presunta agrupación terrorista Al-Qaeda y que preparaban un atentado de magnitudes catastróficas, admitió Condoleezza Rice La jefa del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca subrayó que aun con esta información en las manos, nadie hubiera podido evitar los ataques terroristas contra las Torres Gemelas en Nueva York, el Pentágono en Washington y el avión que se desplomó en Pensilvania "No hubo una bala de plata que hubiera prevenido los ataques del 11 de septiembre (de 2001) En retrospectiva, si algo hubiese ayudado a detener el 11 de septiembre tendría que haber sido una mejor información sobre las amenazas dentro de Estados Unidos", declaró Rice en su comparecencia histórica ante la Comisión Bipartidista Independiente (CBI) que investiga al gobierno de Bush, para determinar si ignoró las advertencias que heredó del gobierno de Bill Clinton de que se cernía un ataque terrorista de gran escala contra Estados Unidos El testimonio y cuestionamiento de Rice (de casi 3 horas de duración) ante la CBI, desnudó algunos de los secretos sobre la información de inteligencia que Bush tenía en su poder antes del martes 11 de septiembre de 2001, pero bajo el argumento de que eran asuntos delicados de seguridad nacional clasificados, se los ocultó a los estadunidenses por más de dos años Rice, quien bajo juramento intentó establecer que no hubo negligencia por parte del presidente Bush para prevenir los ataques terroristas, aceptó, sin embargo, que la falta de comunicación entre las agencias de inteligencia y el FBI, fue un factor negativo para evitar la catástrofe del 11 de septiembre de 2001 que le costó la vida a más de tres mil personas "Algo, por impedimentos legales y estructurales, dificultó que nuestras agencias de información (la CIA) y de aplicación de la ley (FBI) compartieran la información recolectada (sobre las amenazas)", aseguró Thomas Kean, republicano, y Lee Hamilton, demócrata, presidente y vicepresidente de la CBI, habían pedido a los otros 8 comisionados que no se aprovecharan políticamente de la presencia y testimonio de Rice en favor de sus candidatos a la presidencia de Estados Unidos: Bush, el republicano y el demócrata John Kerry La solicitud de los titulares de la CBI fue en vano y gracias a las agudas y precisas preguntas del demócrata Richard Ben-Veniste, Rice empezó a sacar los secretos de la Casa Blanca con respecto a los informes de inteligencia previos al 11 de septiembre de 2001 --Usted aceptó ante nosotros en la entrevista del 7 de febrero de 2004 que Richard Clark le dijo que había células de Al-Qaeda dentro de Estados Unidos ¿Informó usted al presidente, en cualquier momento antes del 6 de agosto (de 2001), de la existencia de células de Al-Qaeda en Estados Unidos? --preguntó Ben-Veniste --Primero deje asegurarme que --¡Oh! por favor, responda a mi pregunta tengo el tiempo limitado --interrumpió Ben-Veniste a Rice al advertir que la funcionaria intentó evadir la pregunta --Lo entiendo comisionado, pero --¿Le informó usted al presidente o no? --insistió Ben-Veniste volviendo a interrumpir a Rice y ganándose el aplauso de los familiares de las víctimas de los ataques terroristas de hace casi tres años presentes en la audiencia de la Comisión Molesta por la insistencia del comisionado demócrata y por los aplausos, Rice intentó nuevamente escabullirse pero Ben-Veniste no quitó el dedo del renglón --Mi única pregunta a usted es saber si informó o no al presidente --Primero que nada, sí, el informe diario al presidente (de asuntos de inteligencia) del día 6 de agosto se hizo para responder a una pregunta formulada por el presidente, pero no fue por una amenaza particular de un reporte En él había información histórica sobre varios aspectos de las operaciones de Al-Qaeda --aceptó Rice La asesora de seguridad nacional de Bush explicó que Clark, exencargado de la lucha antiterrorista de la Casa Blanca y autor del libro "Contra todos los enemigos", en un "memorando”, le informó a ella "en una línea o dos" del documento que Al-Qaeda tenía células representativas dentro de Estados Unidos "Entiendo que el FBI estaba siguiendo a estas células, creo que en el memorando del 6 de agosto se estableció que se estaban realizando 70 investigaciones sobre estas células", enfatizó Rice Antes de la audiencia con la asesora de seguridad nacional de Bush, la CBI había realizado 8 audiencias públicas y en una de estas Clark, acusó a Rice y a toda la Casa Blanca de haber ignorado las advertencias que les hizo sobre la posibilidad de que Osama Bin-Laden estuviera afinando un ataque contra Estados Unidos Rice se defendió y defendió a Bush diciendo que la percepción que tenían sobre esto era que Bin-Laden como jefe de Al-Qaeda, podría realizar el ataque, pero fuera del territorio estadunidense El 6 de agosto de 2001 es una fecha importante en la investigación porque ese día, según Clark, el informe de inteligencia que recibió Bush, que se encontraba en su rancho de Crawford Texas y Rice en Washington, no sólo advertía sobre la presencia de Al-Qaeda en Estados Unidos, también de los planes de los terroristas para usar aviones como misiles para atacar a la Unión Americana El exencargado de la lucha antiterrorista del Consejo de Seguridad Nacional, dijo a los 10 comisionados del CBI que en el memorando del 6 de agosto pidió que se aprobara un plan militar de ataque contra Al-Qaeda en Afganistán, que posiblemente hubiera prevenido la barbarie de las Torres Gemelas, el Pentágono y Pensilvania En varias entrevistas con medios de comunicación estadunidenses, Rice aceptó que había oído mencionar la posibilidad del ataque terrorista usando aviones como misiles, pero en su testimonio público ante la CBI aseguró que oficialmente nunca recibió una advertencia en este sentido: "En la mejor recolección de mi conocimiento, este tipo de análisis sobre el uso de aeroplanos como armas nunca nos lo presentaron", enfatizó La próxima semana testificarán ante la Comisión el procurador general de Justicia, John Ashcroft, y el exdirector del FBI Louis Freeh En otra sesión a puerta cerrada, Bush y el vicepresidente Dick, responderán a los cuestionamientos de los 10 comisionados que tienen contemplado para el 26 de julio, la entrega al Congreso de su informe con el resultado y fallo de la investigación, que de ser negativo para la Casa Blanca; podría truncar los sueños de reelección de Bush