Piden investigar a Montiel por desaparición de perredistas

viernes, 9 de abril de 2004
* La Asociación Nacional de Luchadores Sociales ampliará las denuncias en la Femospp México, D F, 8 de abril (apro)- A raíz de la detención de Agustín Montiel López, exdirector de la Policía Ministerial de Morelos, miembros de la Asociación Nacional de Luchadores Sociales, ampliarán las denuncias presentadas por la desaparición de dos militantes guerrerenses del PRD durante la administración de José Francisco Ruiz Massieu, gobierno con el que trabajó el exfuncionario procesado por vínculos con el narcotráfico En Guerrero, Montiel fungió como comandante de la Policía Motorizada, director de los penales del estado y subdirector de Seguridad Pública, todos los cargos durante el gobierno de Ruiz Massieu, y en los que acumuló 13 recomendaciones de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos estatal (Coddehum), por detenciones arbitrarias, extorsión, lesiones y tortura Eloy Cisneros Guillén, expreso político y exdiputado federal del PRD, recordó que una vez que fue nombrado jefe de la policía de Morelos, víctimas de Montiel manifestaron su indignación y exigieron que fuera investigado por su negro historial en Guerrero “Desde que lo iban a nombrar jefe de la policía de Morelos, algunos guerrerenses dijimos que era un delincuente, que no podía estar en ese puesto, que Montiel tenía que estar encarcelado”, recordó Cisneros Guillén fue torturado dentro del penal de Acapulco en marzo de 1990, por órdenes de Montiel, luego que fuera golpeado y trasladado de Ometepec al Cereso, por policías motorizados y judiciales que reprimieron la toma del Palacio Municipal de aquel poblado de la Costa Chica En el 2000, Cisneros Guillén y miembros de la Asociación Nacional de Luchadores Sociales, presentaron ante la PGR una querella por la desaparición de Andrés de la Cruz Zacapala y Daniel López Álvarez, militantes perredistas de Ometepec La queja fue turnada después a la Fiscalía Especial de Movimientos Sociales Políticos del Pasado (Femospp) Al momento de la denuncia, “no incluimos a Montiel López como responsable, pero no dudamos que haya tenido que ver con la desaparición de los compañeros y con la represión de perredistas en Acapulco, en enero de 1990”, movilización de protesta contra el fraude electoral de diciembre de 1989 De ahí que la Asociación Nacional de Luchadores Sociales promoverá una entrevista con el fiscal especial Ignacio Carrillo Prieto para que Montiel sea investigado también por la desaparición de los perredistas Rosa María Gómez Saavedra, funcionaria del gobierno perredista de Acapulco, y expresa política, denunció que cuando estuvo recluida, Montiel mandó construir un cuarto de castigo llamado la “puerta negra”, donde eran torturados los internos que éste consideraba indisciplinados A ese cuarto fue a dar el militante del PRT, Jesús Real Dimas, quien acusó a Montiel de corrupción así como de ultrajar a los internos, dijo Arturo Gallegos, miembro de la Asociación Nacional de Luchadores Sociales En los archivos de la Coddehum hay 13 recomendaciones emitidas contra Montiel López, mismas que nunca fueron ejecutadas porque el funcionario negó todos los cargos, También la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) estuvo al tanto de las irregularidades cometidas por Montiel, luego de que internos del Cereso de Chilpancingo interpusieron una queja El organismo investigó y concluyó que en el penal se golpeaba y se vejaba a los internos, lo que dio lugar a la recomendación 115/91 en la que se pidió a Ruiz Massieu el cese del funcionario, lo que no ocurrió Incluso se integró la averiguación BRA/SC/701/92 para dar seguimiento a las denuncias por tortura presentadas por los reos, pero la Procuraduría de Justicia del estado no se le dio seguimiento Los dos últimos años del gobierno de Ruiz Massieu, Montiel López fue responsable de la Policía Motorizada, cargo en el que siguió acumulando recomendaciones por detenciones arbitrarias, lesiones, extorsión y tortura Protegido por el mandatario asesinado en 1994, a Montiel también se le involucró en el robo de ganado, que trasladaba de Guerrero a Veracruz, situación que tampoco fue investigada Después de concluido el gobierno de Ruiz Massieu, Montiel reapareció en septiembre de 1996 en la gestión de Oscar Espinosa Villarreal, regente del Distrito Federal, al ser nombrado director de la penitenciaría capitalina, cargo en el que duró pocos días, pues la CNDH envió un extrañamiento al gobierno capitalino y el 14 de octubre de ese año presentó su renuncia Pese a su negro historial, el 13 de marzo de 1997 el entonces gobernador panista de Jalisco, Alberto Cárdenas Jiménez, lo designó director de Readaptación Social de la Dirección de Prevención y Readaptación Social del estado Cuatro años después, Montiel fue nombrado, en mayo del 2001, por otro gobernador panista, Sergio Estrada Cajigal, como director de la Policía Ministerial A las denuncias contra Montiel, Estrada Cajigal acostumbraba responder: “Conocemos diversas acusaciones, de una campaña contra el comandante Montiel Vamos a dejarlo trabajar y déjenme demostrar que estamos en una lucha frontal contra la delincuencia organizada, donde se maneja mucho dinero y se pueden comprar muchas conciencias” A los reporteros que cuestionaban su pasado en Guerrero, Montiel contestaba: “En ningún momento de mi vida he violado los derechos de nadie Es muy fácil acusar, pero cuando se tengan pruebas Estoy limpio, durante 12 años realicé mi trabajo en Guerrero siempre apegado a la ley, ni más ni menos” Tres años después de estas declaraciones, y a unos meses de que Montiel ordenara el violento desalojo de plantonistas en Tlalnepantla, Morelos, se confirmó la detención del jefe policial y sus presuntos vínculos con el narcotráfico “Se tardaron mucho en detenerlo (a Montiel), ya desde que estaba aquí había rumores de su relación con el narco, pero en aquella época no teníamos pruebas para hacer el señalamiento; lo que cabe ahora, es asegurarnos de que sea juzgado, no sólo por lo que se le acusa, sino por todo un pasado negro que arrastra”, destacó Eloy Cisneros Guillén

Comentarios