Análisis político: Ahumada, indiciado de lujo

miércoles, 12 de mayo de 2004
México, D F, 11 de mayo (apro)- Desde que estalló el caso Ahumada, hace poco más de dos meses, en voz de su titular Rafael Macedo de la Concha y de otros funcionarios, la Procuraduría General de la República (PGR) ha negado, una y otra vez, que no brinda ni ha brindado protección al empresario de origen argentino Pero la conducta de los funcionarios de la PGR emite señales en otro sentido Pocos, muy pocos, creen en la transparencia de la PGR, institución que ya se ha convertido en un arma política del gobierno federal, tal y como lo señalaron abogados y juristas a Proceso, en un texto publicado en el número 1435 Desde Rafael Macedo hasta los subprocuradores y funcionarios menores, es notoria la ambigüedad, el doble discurso, el decir una cosa y hacer otra, propio de las personalidades oscuras, cargadas de conflictos y complejos incurables porque no se ven a sí mismas y tratan de encontrar sus fallas en los errores de los demás O quizá el poder los ha mareado porque creen que les pertenece En la PGR hay soberbia y una postura casi arrogante porque se sienten perfectos, por eso no pueden ver lo que ocurre a su alrededor ni lo que están generando con su conducta: falta de confianza y un creciente rechazo al gobierno foxista Y todo, por la ausencia de un elemento clave que en la PGR no se intenta buscar: la congruencia; sin ella no pueden ver su ausencia de seriedad y de compromiso con la sociedad Ayer, por ejemplo, en una charla informal con los reporteros de la fuente, el subprocurador de Derechos Humanos, Mario Alvarez Ledesma, señaló que la dependencia respeta el estado de derecho y que la PGR no actúa por consigna política, posición que está bajo cuestionamiento Pero llama la atención, por ser un caso de excepción sin precedente en la historia reciente, que el empresario Carlos Ahumada Kurtz es ahora el indiciado más protegido de la PGR Se le trata con delicadeza, se atienden sus peticiones, sus inquietudes y, sobre su estado de salud, se toman todas las previsiones Es, sin duda, un caso de excepción No sólo eso: se le otorgan todo tipo de beneficios y facilidades, y cada paso que da, la PGR se cuida de apegarse a la ley En suma, Carlos Ahumada está convertido en el acusado más consentido del Ministerio Público Federal Nunca en la historia de la PGR se había presentado un caso en el que a un sujeto bajo investigación por lavado de dinero y narcotráfico, se le protegiera tanto Ni los llamados testigos protegidos gozan de tanta protección, jurídica y física, como Carlos Ahumada, pues a muchos de ellos los han asesinado luego de incriminar a otros delincuentes sin que la PGR se sienta agraviada por ello A dos meses de que estalló el escándalo de Carlos Ahumada y de que la PGR abrió investigaciones por presunto lavado de dinero y narcotráfico, llama la atención que la dependencia, experta en adelantar juicios condenatorios, en violar el principio de inocencia cuantas veces se le presenta la oportunidad y en ventilar abiertamente –o por la vía de las filtraciones– las pillerías de sus investigados, ahora ni siquiera conozca cuántas propiedades le han sido aseguradas a Ahumada Kurtz La opinión pública, cada vez más confundida, tampoco conoce el monto del dinero que le ha sido asegurado a Carlos Ahumada por ser un presunto narcotraficante y lavador de dinero De dónde obtuvo su riqueza, quiénes son sus contactos, sus principales socios y todos los negocios que habría utilizado para llevar a cabo los presuntos actos ilícitos que la PGR indaga, son interrogantes aún sin respuesta Cuando la PGR empezó a investigar al exgobernador Mario Villanueva, a finales de los noventa, antes que se le consignara ya se conocía toda su historia criminal y el monto de sus propiedades producto de sus negocios ilícitos Lo mismo ocurrió con el empresario José Cirilo Ocampo Verduzco, el empresario de las cajas populares, a quien la PGR acusó de lavado de dinero y de estar vinculado con los hermanos Amezcua, jefes del cártel de Colima, principales distribuidores de metanfetaminas Otro caso en el que la PGR actuó con fuerza excesiva fue el de Eduardo Fernández, a quien se le acusó de violar el secreto bancario por dar a conocer información sobre las triangulaciones de dinero que se hicieron, dentro y fuera de México, en beneficio de la organización Amigos de Fox Y otro más fue el de Rogelio Montemayor Seguy, el exdirector de Pemex, señalado de ser parte de la conspiración para distraer dinero de la paraestatal en favor del PRI En fin, en todos estos asuntos la PGR ha cometido excesos en filtrar datos, informar con sentido casi acusatorio y en revelar información que supuestamente tenía un carácter confidencial Pero nada ha importado si se trata del enemigo En la charla de ayer, por ejemplo, el subprocurador Alvarez Ledesma se negó a dar a conocer, para no violar la secrecía de la investigación, la lista de los objetos personales que trajo consigo Carlos Ahumada al salir de Cuba Y dijo que, a petición del empresario –como si la PGR siempre actuara atendiendo los gustos y necesidades de los indiciados– esas pertenencias se depositaron en la Unidad Especializada en Lavado de Dinero ‘Lo que diga el señor, lo que pida y lo que quiera, que nosotros estamos para atenderle’ Esa parece ser la posición asumida por la PGR en el caso Ahumada, personaje que ya está convertido en el indiciado más protegido de la historia moderna de esa dependencia Tantas sospechas ha despertado este asunto y tantas dudas ha generado la actuación de Rafael Macedo y de la PGR, que ya circulan versiones en el sentido de que la Procuraduría y sus miembros sólo montaron un gran teatro para simular una investigación contra Ahumada que, en el mejor de los casos, sería enviada a un juez de “consigna” para que niegue la orden de aprehensión por lavado de dinero o narcotráfico Y luego saldrán a decir que cumplieron con la investigación y que no encontraron elementos de prueba O quizá la PGR decrete el no ejercicio de la acción penal Todo, para no perjudicar a Ahumada, el hombre que se prestó a un juego político sucio que benefició al régimen y perjudicó a sus opositores Cualquiera de estas dos hipótesis puede presentarse en esta comedia si la PGR –como se ve-- mantiene su servilismo en favor de Ahumada Y si lo duda, nada más hay que darle tiempo al tiempo

Comentarios