ATUENDO: Los excesos de Cuauhtémoc Blanco

jueves, 13 de mayo de 2004
* "Es vergonzoso para el futbol": Leo Beenhakker Guadalajara, Jal , 12 de mayo (apro)- ¿Sabe usted cuál es el segundo apellido de Cuauhtémoc Blanco? Exacto: Bravo Y para hacer honor a ese apellido, Cuauhtémoc le preguntó a sus "asesores" de Tepito: "¿Puedo madrear en la cancha sin que me metan demandas?" Sí, le dijeron sus compitas Y a darle, mi “Cuauh”, que para eso es usted un bravo de Tepito Túndales a los brasileños, que acá no lo llevarán a los tribunales Ya antes el bravo Blanco (sus dos apellidos), en compañía "de la señorita Galilea, mi futura esposa", como le dijo al noticiero Televisa Deportes, descontó a dos fotógrafos a la salida de un restaurante en la capital del país Pagó los equipos de los profesionales de la lente, arregló todo extrajudicialmente y retiraron la demanda en su contra En Estados Unidos no ha podido resolver el diferendo que tuvo en el baño de hombres de un restaurante, cuando un empleado se burló y el bravo “Cuauh” lo tundió a golpes Demanda por 5 mil dólares por daños y 20 mil por perjuicios Al "Cuauh" nadie le ha dicho que le baje a la adrenalina y que su espíritu belicoso tendría mucho éxito en otras actividades deportivas, como el taekwon do, la lucha libre o el boxeo Al paso que va, necesitará un ring más grande que el estadio Azteca y un escenario mayor que la Copa Libertadores de América para exhibir sus dotes de peleador callejero Lo que hizo Cuauhtémoc contra el Sao Caetano pudo terminar en una auténtica tragedia Expuso a los contrarios a ser masacrados por los furibundos americanistas de La Monumental, que brincaron a la cancha con picos, palas, carretillas, alambres, tubos, armas punzocortantes y cualquier tipo de objeto contundente Afortunadamente los jugadores del Sao Caetano son veloces, pudieron ponerse a salvo al grito de "en la madre, a correr", y llegaron trompicándose a la escalera del túnel para huir de la turba "Cuau" cree que la vida es un juego, que puede exponer la vida propia y la de todos en una acción bronca Nadie en el América lo puede controlar El presidente Javier Pérez Teuffer lo considera "un jugador símbolo", y por lo tanto “intocable” El director deportivo, su excompañero Luis Roberto Alves "Zague", tampoco lo tiene bajo control El único en el América que puede poner un alto (porque en el último año Cuauhtémoc ha protagonizado cuando menos tres hechos violentos conocidos) es Emilio Azcárraga Jean, el dueño de Televisa Por lo pronto, las palabras de Leo Benhakker al terminar el partido son categóricas y reflejan el sentir del único sensato que queda en el América: "Es vergonzoso para el futbol, pero no creo que solamente el América haya sido el protagonista, pero sí es vergonzoso para el futbol Me afecta mucho porque esto no tiene que ser para nada parte del futbol" De mejor manera perdió el Santos de Torreón ante el Ríver Plate, haciendo un gran partido de futbol en Buenos Aires, teniendo a su rival abajo 2-0 durante 80 minutos, aunque cometiendo el error de permitir el 2-1 que forzó el desenlace a los penalties Ahí, una trampa del juez de línea, en complicidad con el árbitro, propició que se repitiera un penalty que había detenido Christian Lucchetti Santos llega con todos los honores mientras el América se va cargando la vergüenza de la derrota y el deshonor de la bronca Hay muchas formas de perder en el futbol La peor es hacerla sin honor, como el América y su bravo líder, el "Cuau" de Tepito

Comentarios