Disminuye en Colima 50% superficie sembrada de cocoteros

viernes, 14 de mayo de 2004
* En 10 años, pasó de 32 mil hectáreas a 15 mil Colima, Col , 13 de mayo (apro)- En los últimos diez años disminuyó en más de 50 por ciento la superficie sembrada del cultivo de palma de coco en la entidad, al pasar de 32 mil a 15 mil hectáreas, de acuerdo con cifras del Consejo Estatal del Coco Entre los factores que han orillado a los cococultores a derribar sus plantaciones para introducir otro cultivo, se encuentran la crisis del sistema de comercialización, las enfermedades de las plantas y los bajos precios para el producto De acuerdo con Gonzalo Castañeda, dirigente de la Unión Regional de Productores de Coco, los cococultores no han contado con el respaldo económico para renovar las plantaciones de la entidad, pues actualmente buena parte de las palmeras tiene más de medio siglo de edad y ha disminuido notablemente su producción, lo que convirtió en incosteable a esta actividad Castañeda propone un esquema de financiamiento de replantación de palmares que no le costaría directamente al productor, pues los recursos podrían tomarse de incrementar a 100 por ciento los aranceles al ingreso del aceite de coco al país, que de acuerdo con las cifras se generarían 165 millones de dólares anuales para beneficio del sector de los cococultores en todo el país Aunque el presidente del Consejo Estatal del Coco, Mauricio Barreto Peralta, reconoció los problemas que aquejan a los productores, afirma que existen avances importantes, como el arancel de 45 por ciento a las importaciones de aceites de coco, lo que se ha reflejado en un repunte del precio nacional, además de que se están atendiendo las plagas del picudo prieto de palma, a través de una campaña fitosanitaria Además, dijo que como parte de un proyecto contra el amarillamiento letal del cocotero, tanto los gobiernos estatales como el federal apoyan el desarrollo de plantaciones de variedades “Alto pacífico” y palmas criollas, con un total de 40 mil palmeras resistentes a ese tipo de enfermedades Pese a la reducción de la superficie del cultivo en los últimos años, Colima se mantiene en el segundo lugar nacional de producción de palma de coco, después del estado de Guerrero, y de esta actividad dependen alrededor de 7 mil familias colimenses, de las que mil 500 son productores y el resto son trabajadores contratados Según el Consejo Estatal del Coco, el costo de producción por hectárea es de entre 7 mil y 7 mil 500 pesos, y para 2004 se encuentra previsto cosechar alrededor de 90 millones de cocos en la entidad

Comentarios