Llama el Parlamento Ambiental a proteger manglares

viernes, 21 de mayo de 2004
* Insta a la Semarnat a nulificar adición a la NOM 022 sobre humedales * Se busca impulsar proyecto en Manzanillo y la laguna de Juluapan Colima, Col , 20 de mayo (apro)- El Parlamento Ambiental Mexicano demandó a la Semarnat nulificar la adición a la Norma Oficial Mexicana 022 sobre humedales, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de mayo anterior Integrada por legisladores locales de las comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales de los Congresos locales, la organización emitió un pronunciamiento en el que expone su preocupación por el riesgo que representa esa medida para la conservación de humedales, principalmente la zona de manglares de la República De acuerdo con el documento suscrito por Jaime Sotelo García, integrante de la junta directiva del Parlamento Ambiental, la adición a la NOM 022 “lleva dedicatoria”, pues propiciará, entre otras cosas, la aprobación de la manifestación de impacto ambiental, que “permitiría destruir decenas de hectáreas de manglar en la zona del puerto de Manzanillo y la laguna de Juluapan, para desarrollar patios de contenedores, muelles e instalaciones portuarias, en el marco de la ejecución del proyecto Puerto Marino de Santiago, con una supuesta inversión de más de 3 mil millones de pesos, a cambio de un simple parque ecológico del Valle de las Garzas, como medida de mitigación” El Parlamento Ambiental consideró que la adición del punto 443 a la NOM 022 es inconsistente a todas luces con los planteamientos de dicha norma, que destaca el valor ecológico, social, cultural y económico de los manglares Así mismo, estimó que la justificación que hace el acuerdo emitido por la Semarnat para adicionar la nueva disposición, con fundamento en el artículo 51 de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización, es imprecisa Sin embargo, la adición “sí altera los requisitos y procedimientos establecidos en la norma, dado que los numerales a que se refiere se trata de prohibiciones y restricciones sobre obras y actividades que puedan poner en riesgo a los humedales, toda vez que dicha adición pretende exceptuar la aplicación de dichas prohibiciones y restricciones, al dejarse la posibilidad de permitirse la ejecución de las obras y actividades mediante el establecimiento de medidas de compensación en las autorizaciones de la manifestación de impacto ambiental o, en su caso, el informe preventivo”, lo que implica hacer más laxa dicha norma En consecuencia, el Parlamento manifestó que la Semarnat debe dejar sin efecto dicha adición y reponer el procedimiento establecido en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización para que, en todo caso, se modifique la norma con el mismo procedimiento señalado para la emisión de una nueva, esto es, publicar la propuesta de modificación para que la sociedad tenga la oportunidad de opinar sobre la propuesta y ser llevada ante la Comisión de Normalización, a fin de que la tome en cuenta y defina si procede o no dicha adición Esto permitiría a la opinión pública demostrar la inconsistencia que ahora prevalece, en el sentido de que por un lado se reconoce la importancia que tienen los humedales, y por otro, se busca justificar el exterminio de los ecosistemas de manglares u otro tipo de humedales para fines que benefician a un sector productivo para realizar obras y actividades con beneficio de corto plazo Pantanos en riesgo Además, la adición a la NOM 022 “no sólo tendrá impacto en Colima, sino en zonas estratégicas de agua del territorio nacional, como pantanos de Centla, ante obras y actividades de extracción de hidrocarburos y otros energéticos tradicionales, así como en zonas estratégicas en Chiapas, Yucatán, Campeche, Veracruz, Tamaulipas, Nayarit, por sólo mencionar algunos casos” El Parlamento Ambiental convocó a las comisiones de Ecología y Medio Ambiente de los Congresos locales, así como a sus similares en la Cámara de Diputados y el Senado, a fin de que, en el marco de sus atribuciones, apoyen la solicitud de suspensión de la adición a la norma 022 Invitó, así mismo, a las organizaciones sociales y civiles del país a respaldar esta demanda para salvaguardar la viabilidad de los manglares de la República, y en particular el del puerto de Manzanillo, Colima y la laguna de Juluapan, que “están en peligro de desaparecer si la autoridad ambiental federal no nulifica la adición mencionada”

Comentarios