El rating, sin legitimidad ética ni legal: Florence Toussaint

sábado, 22 de mayo de 2004
* Intervención de la articulista de Proceso en seminario de la UNAM México, D F, 21 de mayo (apro)- “El rating no tiene ética ni responsabilidad, y los medios que se escudan en éste para violar las normas que nos rigen como sociedad, hacen que el tejido social de México, de por sí lastimado, acabe de romperse, y nos convierten a todos en espectadores de nuestra propia debacle”, afirmó Florence Toussaint, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM Toussaint, quien participó en la última mesa del seminario “Ética, responsabilidad y medios electrónicos”, dio que “en el país se ha dejado avanzar el proceso de espectacularidad, que ha arrasado con todo, y no se han puesto límites legales ni éticos” Toussaint, articulista de la revista Proceso, señaló: “Si no hay show de por medio, no hay rating, y la noticia ya no es información, sino espectáculo, elaborado a costa de políticos corruptos, muertos, decapitados y hasta de pleitos de comadres” Así, añadió, “los lineamientos morales que rigen la difusión de programas tienen que ver, en primer lugar, que éstos sean aceptados por el público y por los anunciantes, según la medición de la audiencia No importan los principios, sino los resultados, y a partir de esto se conforman conductas que constituyen los patrones éticos y de responsabilidad de los medios” En la mesa “El rating… ¿cueste lo que cueste?”, la especialista dijo que en México, “aunque existen leyes que determinan el comportamiento de los medios, éstos las ignoran con frecuencia, y si se les llama la atención contestan con un llamado a la defensa de la libertad de expresión para responder a sus críticos” Toussaint explicó que el rating “es una muestra que no representa a toda la sociedad mexicana, pues es el resultado de una medición de aparatos encendidos en un tiempo y durante un programa, cuyo puntaje refiere cientos o miles de personas que se convierten en espectadores “Sin embargo, pasó a ser un elemento fundamental de decisión Así, se volvió importante como justificación ante los críticos y las autoridades de la puesta al aire de ciertos programas Además, los concesionarios justifican las transmisiones con la frase `la audiencia lo pide` para enfrentar la censura”, señaló Por su parte, Mayté Noriega, conductora de radio y televisión, dijo que “en los medios electrónicos, las violaciones a la ley dejaron de ser una audacia de conductores o actores porque no se vigila su observancia y cumplimiento “Ya nadie sanciona Se puede decir todo y de la peor manera porque el rating así lo exige”, indicó A su juicio, “los analistas de las televisoras han detectado que el empleo reiterado de `malas palabras` y de albures aumenta la audiencia Por ello, hasta en los noticiarios se alienta el uso del doble sentido o las ofensas La ‘frescura’, la espontaneidad que da la falta de pudor y la ignorancia, tienen receptores” Noriega expuso que la “desnudez intelectual, ingenuidad, oportunismo y falta de oficio han hecho que la popularidad de los personajes de la política más `notorios` acaparen las pantallas de los noticiarios Asistimos a la desintegración del país, al desprecio de la cultura y sus manifestaciones” Dijo que “en los medios hace falta responsabilidad, o sea, responder ante alguien Sin embargo, ellos no lo hacen sino ante sus propios intereses y se han convertido en fines, sobre todo, para detentar dinero” A su vez, Nicolás Alvarado, director de la revista “El Huevo” y conductor del programa “Suave es la noche”, de Canal 22, afirmó que “no es posible producir radio ni televisión a contracorriente del mercado “Si no hay anuncios ni quién subvencione los costos operativos de canales privados no hay contenidos, ni buenos ni malos Por ello se impone una solución de compromiso: adecuar los programas a la lógica mercantil “El público, por lo general, busca diversión gratuita e instantánea Pero tal hecho no se contrapone con la buena televisión y al buen radio Conservando las formas de `seducción`, de espectacularidad, es tiempo de devolver a las transmisiones el papel que les corresponde en las transformaciones culturales y psicológicas de nuestros tiempos Deben ser inteligentes, formativos, atractivos, exitosos y rentables”, agregó Y señaló que “el rating, cueste lo que cueste, es el camino para hacer la peor televisión Tampoco se trata de hacer `arte y cultura hasta la sepultura` Lo mejor es pagar el precio justo: el de la creatividad, basada en la innovación y el compromiso, con ayuda de profesionales, quienes, empero, no existen sino a cuentagotas” En su oportunidad, Tere Vale, conductora en “Radio Fórmula”, opinó que “el avance de los medios de comunicación y su influencia en la sociedad mexicana han representado un retroceso democrático para nuestro país” Dijo: “Ellos y los líderes de opinión, de cierta manera, pensamos que tenemos la ley en la mano Determinamos los índices de popularidad y jerarquizamos los temas Por eso habría que reflexionar si tales 'decididores' de la realidad nacional hacen un trabajo responsable y serio" En su opinión “para el político, la comunicación y la imagen son dos elementos fundamentales de estrategia, más aún que tomar buenas decisiones En ese sentido, lo más importante es cómo se comunica lo que se hace, aunque lo realizado no tenga la suficiente sustancia “Esto ha generado una enorme indiferencia cívica Estamos saturados de información tratada de manera escandalosa o superficial Todo se decide en el ágora electrónico, ya no existe la plaza pública y está desvirtuado cualquier espacio de convivencia para la reflexión", aseguró Agregó: “Los medios son generadores de alienación y el único poder sin contrapoder o contrapeso Pueden despolitizar e inmovilizar, lo cual debe hacer pensar, sobre todo a los profesionales del área, acerca del tipo de periodismo que desean desarrollar La aspiración es que sea cívico, crítico y responsable, inteligente, reflexivo, comprometido y despertador de conciencias”

Comentarios