Presente, mano de los panistas

domingo, 23 de mayo de 2004
En febrero de 2003 el exdiputado federal del PAN, Juan Miguel Alcántara Soria le comentó al entonces asesor de la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, Armando López Fernández, que trabajaba con el exprocurador general de la República, Antonio Lozano Gracia en dos asuntos legales de mayor importancia para el jefe del GDF, Andrés Manuel López Obrador porque podrían ocasionarle problemas a éste, publica Proceso en su edición de este domingo 23 de mayo Sin dar detalles dijo que se trataba de dos predios en litigio en Iztapalapa y Santa Fe Según documentos en poder de Proceso son nada menos que el Paraje San Juan , cuyo supuesto propietario es Enrique Arcipreste del Abrego, quien reclamaba desde 2002 una indemnización de mil 810 millones de pesos y el de Santa Fe correspondía a El Encino, caso por el que recientemente acaban de interponer un juicio de desafuero en contra de López Obrador Ante lo que consideraba como un caso “emblemático de la corrupción”, el gobernante capitalino se negó a pagar la indemnización y presentó pruebas que acreditaban que el presunto propietario del predio había alterado documentos Actualmente, Arcipreste del Ábrego se encuentra en prisión, acusado de fraude procesal y aunque él y sus abogados niegan cualquier relación con Carlos Ahumada, fue detenido en Cuba precisamente por sus vínculos con el empresario preso en el Reclusorio Norte La Procuraduría General de la República (PGR) mantiene en secreto otro hilo conductor que une a Arcipreste con Ahumada: se trata de documentos del Paraje San Juan que el dueño del Grupo Quart traía en su equipaje cuando fue deportado, publica Proceso en su edición de este domingo 23 de mayo

Comentarios