Reprueban estadunidenses a Bush

miércoles, 26 de mayo de 2004
* Sólo el 47% de los estadunidenses aprueba su gestión * Tiene apenas el 40% de apoyo en el caso Irak: ABC y Washington Post Washington, 25 de mayo (apro) - El terrible manejo que le ha dado el presidente George W Bush a la situación que surgió en Irak como consecuencia de la guerra que lanzó contra ese país en marzo del año pasado para eliminar al régimen de Saddam Hussein, por primera vez en varios meses le está costando una enorme pérdida en sus niveles de popularidad que, incluso, podría traducirse en el fin de su ambición para reelegirse como mandatario El último sondeo de la cadena de televisión ABC y del diario The Washington Post, encontró que el 58 por ciento de los estadunidenses reprueba el manejo que le está dando Bush a la situación de Irak, mientras que sólo el 40 por ciento lo aprueba Las cifras negativas de la nueva encuesta se dieron a conocer un día después de que Bush, presentó a su país y al mundo los cinco pasos con los que pretende construir a Irak como “una nación libre, democrática e independiente”, aunque todo condicionado a la aprobación y voluntad de Estados Unidos Para más molestia y preocupación de la Casa Blanca, la encuesta registró que el 50 por ciento de los estadunidenses reprueba la labor de Bush como presidente, mientras que sólo el 47 por ciento sostiene lo contrario Esto, de acuerdo con los dos medios de comunicación que realizaron la encuesta, es la primera ocasión, desde enero de 2001, que Bush tiene un nivel de aprobación de menos del 50 por ciento El declive en la popularidad de Bush se atribuyó a varios factores: primero, a que en Irak la situación es totalmente incierta, al tiempo que aumenta el nivel de violencia contra los soldados estadunidenses; y el escándalo de las violaciones a los derechos humanos y degradación sexual a la que sometieron a prisioneros iraquíes los efectivos del Pentágono, lo manejó la Casa Blanca como si hubiese sido una situación pasajera, sin aceptar responsabilidad alguna Mas aun, los estadunidenses están molestos por el curso económico que lleva su país, y por la manera tan conservadora con que Bush quiere afrontar los nuevos problemas sociales que están marcándose con más claridad en la sociedad de Estadios Unidos, como el matrimonio entre homosexuales y el aborto Por el descontento con Bush, si las elecciones presidenciales se realizaran en este momento, el 46 por ciento de los electores votaría porque se quedara 4 años más en la Casa Blanca, pero ese mismo porcentaje votaría por la elección del senador de Massachussets, John Kerry, candidato presidencial demócrata, y 4 por ciento por Ralph Nader, el aspirante independiente Sin embargo, la encuesta de ABC y el Washington Post, encontró que si Nader no estuviera en la contienda, en este momento Kerry sería el ganador de la presidencia de Estados Unidos, con 49 por ciento de los votos, frente al 47 por ciento que recibiría Bush, en ambos casos los resultados son totalmente negativos para las aspiraciones de reelección del actual huésped de la Casa Blanca La mayoría de los estadunidenses descalifica hasta la retórica de Bush de que todo en Irak está saliendo conforme a lo que planeó su gobierno para la etapa de la postguerra; según el sondeo, el 57 por ciento de los encuestados consideró que no se está logrando ningún progreso para la democratización del país persa, cuando sólo el 38 por ciento opinó lo contrario Lo sorprendente de las estadísticas de opinión recogidas por ABC y el Post, es que pese al creciente número de bajas en las filas militares estadunidenses que están en Irak, el 58 por ciento de los encuestados dijo que apoya la permanencia de las tropas en el país persa, y sólo el 40 por ciento solicita el retiro inmediato, pese a que sigue siendo una cifra favorable, hace apenas un mes otra encuesta de estos dos medios de comunicación había encontrado que el 66% de los estadunidenses apoyaba la estancia de las tropas en Irak, y el 38 por ciento pedía su salida El lunes por la noche ante la Universidad de Guerra del Ejército en el estado de Pensilvania, Bush dijo que los más de 130 mil soldados que tiene en Irak, permanecerán en ese país el tiempo que sea necesario La reacción de la Casa Blanca a las encuestas fue la obvia: Scott McClellan, el vocero presidencial, dijo que el gobierno de Bush no se basa en los resultados de sondeos efectuados por los medios de comunicación, y aseguró que el presidente tiene un alto nivel de aceptación entre los estadunidenses Algunos analistas políticos dijeron que si a partir del 30 de junio, día en que Bush devolverá la soberanía de Irak al pueblo de ese país, aumenta la violencia y el número de soldados estadunidenses por la ausencia de un gobierno que refleje las diferentes ideas y aspiraciones de las fracciones raciales que conforman a la población iraquí, el presidente de Estados Unidos podría sufrir una terrible pérdida de popularidad con efectos desastrosos para sus aspiraciones de reelección Al mismo tiempo, los analistas reconocieron que faltan 5 meses para las elecciones presidenciales del martes 2 de noviembre, y que el resultado de cualquier encuesta en estos momentos no es señal confiable de lo que surgirá ese día de las casillas electorales Históricamente está comprobado que el voto de los estadunidenses en unos comicios presidenciales no está guiado por la política exterior de su gobierno, sino que es motivado por la situación económica que vivan en esos momentos

Comentarios