Análisis político: La Cumbre

jueves, 27 de mayo de 2004
Guadalajara, Jal , 26 de mayo (apro)- ¿Para qué sirven las cumbres o reuniones internacionales como la que se realiza en esta ciudad entre más de 50 jefes de Estado y de gobierno de América y Europa? ¿Ayudará a paliar la pobreza a más de 300 millones que hay en los países americanos? ¿O quizá se pueda hacer un frente en contra del imperialismo norteamericano que afecta a todos, aunque en distinto grado? Estas inquietudes y muchas otras que se plantean los hombres y mujeres de banqueta quizá no tengan más respuesta que la que dan los diplomáticos: se tratan de esfuerzos por lograr acuerdos que benefician las relaciones entre los países Sin embargo, el marco en el que se desarrolla la Tercera Cumbre entre América Latina y el Caribe con la Unión Europea es más que difícil, incluso, para alcanzar estos acuerdos de buenas intenciones Las relaciones entre estos países poco puede avanzar cuando los problemas entre algunos son más que evidentes: Cuba y México, México y Venezuela, Bolivia y Chile, España y Cuba, y quizá todos con Estados Unidos por estupidez de George Bush Los rasgos más interesantes de esta cumbre están más en las personalidades que en las declaratorias que puedan acordar los países participantes El personaje que se preveía sería el más atractivo es Fidel Castro Para no variar, antes de la confirmación de la llegada del comandante Castro, el gobierno mexicano comenzó a circular la información de que el presidente cubano no vendría a la reunión El inexperto portavoz de la cancillería mexicana, Alan Nahum, amigo íntimo de la familia Fox, se dedicó a propalar la información de que si el canciller Felipe Pérez Roque ya había confirmado su asistencia, ello significaba que la más alta representación de gobierno de la isla ya estaba en la cumbre y no hacia falta más Por la tarde, casi al mismo tiempo, fuentes diplomáticas manifestaban la posibilidad de que Fidel Castro estaría en la cumbre y que incluso se buscaría un encuentro de cuatro: el mandatario mexicano, Vicente Fox, y el titular de la SRE, Luis Ernesto Derbez, con el presidente Castro y su canciller Pérez Roque La presencia de Castro era una de las más esperadas en Guadalajara, sobre todo para México, por el caso de Carlos Ahumada, que ha ocasionado el colapso más fuerte a la clase política mexicana en las últimas décadas Las declaraciones de Ahumada en la isla caribeña donde estuvo detenido varias semanas, confirmaron que altos funcionarios del gobierno foxista se pusieron de acuerdo para difundir los videos de corrupción de René Bejarano y de Gustavo Ponce para afectar las aspiraciones presidenciales de Andrés Manuel López Obrador La existencia de cerca de 49 horas de grabación de las conversaciones de Ahumada con agentes cubanos, donde supuestamente estarían revelados los negocios de la familia Fox y de Marta Sahagún con el ahora preso empresario argentino, es uno de los puntos que en realidad hicieron al gobierno foxista retirar casi absolutamente sus relaciones diplomáticas con Cuba La filtración del portavoz de la cancillería, de negar la asistencia de Castro a la cumbre, fue confirmada por representantes de la embajada de Cuba Así, el gobierno mexicano descansó al cumplirse su deseo para que Fidel Castro no llegara a México bajo la eventual amenaza de soltar toda la información sobre Ahumada Es evidente el miedo que le tiene el gobierno de Fox a la información que posee La Habana sobre Carlos Ahumada y, curiosamente, en un gobierno donde supuestamente la transparencia es bandera, para este caso lo que más les interesaría a los foxistas es mantener en la opacidad las revelaciones del empresario argentino Así, el ingrediente cubano a la cumbre de Guadalajara, que resultaba, noticiosamente hablando, más atractivo que las reuniones privadas de Fox con cerca de diez jefes de gobierno o presidentes de América Latina y la Comunidad Europea, se desvaneció Sin embargo, las palabras de Castro sonaron en la cumbre a través de un comunicado en el que explica las razones de su ausencia: no discutirán los verdaderos problemas de los latinoamericanos, como es la marginación de millones de mexicanos por Estados Unidos; la violación de derechos humanos en Irak; una insoportable deuda de más de 700 mil millones de dólares, y la reducción de 47 mil millones de dólares hace seis años, a solamente 13 mil millones En fin, dijo el comandante, la reunión es simplemente ceremonial, sin mayores compromisos

Comentarios