Reprueba Chávez intromisión de EU en la política venezolana

viernes, 28 de mayo de 2004
* “Es un atropello por parte de un imperio donde no hay democracia”, dice * Advierte que su pueblo no acepta amenazas del gobierno estadunidense México, D F, 27 de mayo (apro)- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reprobó la intromisión de Estados Unidos en la política interna de su gobierno, ya que eso “es un atropello” a su pueblo “por parte de un imperio donde no hay democracia” “En Venezuela hay 100 veces más democracia que en Estados Unidos Todo acto que se lleva a cabo en sus fronteras, se rige bajo la Constitución”, dijo, al advertir que no se permitirá que nadie pase por encima de ella Chávez afirmó que no aceptarán ningún tipo de amenazas ni se atemorizarán ante “el imperio estadunidense”, y señaló: “El pueblo y el gobierno venezolano defenderán la soberanía de su país cueste lo que cueste, y no permitirán que vuelva la tiranía” Agregó: “Venezuela realiza una revolución pacífica, pero no está desarmada Cada persona anda con su fusil al hombro dispuesta a defenderse ante cualquier atropello” Pidió la solidaridad de todos los países latinoamericanos “para aumentar la fuerza de la región, pues sólo así se evitará la intromisión de naciones poderosas como Norteamérica”, y solicitó el apoyo a Cuba: “Deberíamos hacer un frente en defensa de la soberanía de la isla” Chávez dictó la conferencia “La condición humana y las naciones del sur” ante el cuerpo directivo, profesores, estudiantes y trabajadores universitarios, al término de la cual Enrique del Val, secretario general de la UNAM, le entregó la medalla de oro conmemorativa por los 450 años de la Universidad Nacional Autónoma de México En el acto, realizado en el anfiteatro Simón Bolívar del Antiguo Colegio de San Ildefonso, Del Val dio la bienvenida a Chávez, y dijo que lleva el nombre del libertador venezolano que murió hace 100 años Afirmó que, el 6 de diciembre de 1998, “el pueblo venezolano eligió a Hugo Chávez Frías como presidente y dos años después lo legitimó” Luego de mencionar su currículum militar y los estudios de posgrado en ciencias políticas, Del Val dijo que Chávez “ha dado un importante impulso al sector educativo” de su país, por medio del proyecto de “escuelas bolivarianas modernas”, los avances tecnológicos en la materia y el apoyo docente, así como la creación del Ministerio de Educación Superior En su exposición, que figura en un comunicado de la UNAM, Chávez rechazó tajantemente “el modelo imperialista y cualquiera de sus expresiones”, al afirmar que el Acuerdo de Libre Comercio para América (ALCA) “fracasó” Subrayó: “La tesis neoliberal ni con cañones se podrá imponer, como ya sucedió en Irak” Dijo que “hoy sólo queda el cadáver de este tratado, pues el modelo neoliberal, el cual propicia la privatización de la educación, ya no es aceptado por los países de la región, al no permitir la alianza entre naciones” A su juicio, “es momento de que, desde la pobreza y la batalla, se desarrolle América Latina Para ello, será fundamental la contribución de las universidades, encabezadas por la UNAM” Señaló: “Latinoamérica está empeñada en edificar un planeta diferente, y lo haremos Seguro lo lograremos en 500 o 600 años No importa el tiempo, pero construiremos la utopía de un mundo nuevo Para ello, es necesario rebasar nuestra propia esencia, pues el modelo neoliberal sólo ha servido para desmoronar la condición humana” Al analizar la denominación de “latinoamericanos”, Chávez dijo que “lo fundamental es lo que vivimos en esta zona y la forma de solucionar su problemática Construir la utopía latinoamericana abarcante y humanista” En su ponencia, el presidente venezolano se refirió a diversos pasajes históricos de su país, sobre todo sobre Simón Bolívar, cuyo proyecto pidió en repetidas ocasiones que se lleve a cabo También habló de otras personalidades, como Ernesto “Che” Guevara y Salvador Allende Al afirmar que “cada país debe construir su propio camino”, Chávez dijo que en el caso de su nación y México, “los rumbos se acercarán hasta formar uno solo” Además, consideró fundamental retomar “las banderas del sur” del continente americano, zona en la que incluyó a México, y “relanzar las propuestas que permitan la recuperación de la condición humana” Precisó que, a su juicio, la República Mexicana no forma parte de América del Norte, sino del Sur, “región donde está la solución de esa problemática, de modo que, junto con las demás naciones, debe aprovechar el desplome del neoliberalismo”

Comentarios