Soraya ganó menos de cien mil dólares por la medalla de oro (Segunda parte)

sábado, 29 de mayo de 2004 · 01:00
* Toda una vida de esfuerzos para cobrar lo que un futbolista en un mes Guadalajara, Jal , 28 de mayo (apro)-- Toda la vida de esfuerzo y dedicación a duros entrenamientos en el anonimato dejan al deportista amateur en México una magra cosecha Para ilustrarlo está el caso de Soraya Jiménez, quien consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y ganó, sumando todos los premios, poco menos de cien mil dólares, que representarían el sueldo mensual de futbolistas profesionales como José Saturnino Cardozo en el Toluca o Alex Fernandes en el Monterrey El deportista amateur lo hace prácticamente “por amor al arte” En el caso de Soraya hubo una repartición de gloria y de espacio en televisión y radio, pero al paso de los meses el deportista amateur se olvida Sólo vuelve al gran escenario cuando se acercan los juegos olímpicos del siguiente periodo La marca histórica Serena, con la madurez de sus 26 años, la halterista mexicana no se queja Simplemente ve su nueva realidad, con el adiós cerca porque los Juegos de Atenas 2004, si llegan, serán los últimos de sus carrera --¿Te ha dejado marcada el hecho de ser la primera mujer mexicana en ganar la medalla de oro? --Sí Sí te deja marcada Te deja marcada y no nada más a mí Creo que a toda la gente que me rodea --Pero aunque afecte a los tuyos, la verdad es que quien trae la medalla cargando eres tú La familia quizá lo disfruta, pero tú cargas ese oro --Híjole, la verdad es que eso es algo muy especial, muy padre, y es un orgullo la verdad porque, vaya, dejemos a un lado que seas la primera medallista de oro Simplemente el escuchar tu himno y ver tu bandera ondear en un país tan lejano (Australia), y en algo por lo que has luchado, es indescriptible, la verdad Y ya después vino lo de ser la primera mujer en ganar el oro y pues sí, es muy importante --Te tomó de ejemplo mucha gente, muchas mujeres --Sí, es cierto Lo supe y la verdad es que es un honor y un orgullo Desde antes ya se veía que la mujer iba para adelante Ahora estamos presenciando que la mujer está tomando posiciones en el mundo --Como “El Pípila”, ¿de repente no sientes que cargas una responsabilidad más pesada que lo que tienes en la barra? --La verdad, no Creo que lo disfrutas Sí, tienes cierta presión, pero lo disfrutas y también tienes que aprender a manejarlo --Y ¿cómo es tu vida fuera del deporte? Si vas a un antro y te ven, si estás tomando un refresco dicen que estabas borracha A la gente le gusta inventar historias sobre la gente famosa --La verdad sí te inventan Me cuido mucho No por ser deportista dejas de ser persona, o de ser joven Tienes inquietudes de divertirte, ¿no? Pero sí aprendes a cuidarte mucho y la gente con la que sales también te cuida Si llegas a salir de algún lugar y en el momento por allí se ve un flashazo, pues la gente con la que salgo empieza a cuidar de dónde viene Y no porque estés haciendo algo malo, sino porque se presta a que digan que estabas en un antro, que estabas tomando, aunque en realidad estuvieras bebiendo agua --¿Tomas? --Muy poco Cerveza, si acaso --¿Fumas? --No, no me agrada --¿Desde qué edad estas relacionada con el deporte? --Híjole, eso sí, desde muy chica Ya compitiendo tengo 12 años y en las pesas, sin competir, 14 años Una medalla de oro vale un mes de sueldo de un futbolista La realidad del deportista amateur es muy distinta del profesional Una medalla de oro en los Juegos Olímpicos fue premiada en el 2000 con 50 mil dólares, equivalentes a la mitad del sueldo del paraguayo José Saturnino Cardozo en el Toluca o la tercera parte de lo que gana el brasileño Alex Fernandes en el Monterrey A Soraya Jiménez los apoyos le han escaseado, a diferencia de otra atleta, Ana Gabriela Guevara, a la cual los patrocinadores la han explotado comercialmente --¿Quién te apoya en este momento? --Tengo mi patrocinador, el Grupo Uribe, junto con Mercedes Benz, además del apoyo de CIMA --¿Esos son los únicos ingresos que tienes? --Sí --¿Vives de esos apoyos económicos? --En cierta forma, aunque aquí no se vive de eso En México no es como otros países, como en Europa o en Estados Unidos Aquí la mayoría tenemos que trabajar, estudiar y entrenar al mismo tiempo --Habiendo sido búlgara o de cualquier país de Europa, ¿hubieras obtenido mayores privilegios ganando una medalla de oro? --Allá, sí, la verdad se obtienen muchos beneficios, no nada más de momento, algunos de por vida --¿Materialmente, qué ganaste después de la olimpiada? --Pues realmente fue poco Fue el premio que otorga el Comité Olímpico Mexicano, 50 mil dólares Mi patrocinador, el Grupo Uribe, me regaló una camioneta Mercedes Benz El Estado de México me dio un coche En Europa hubiera sido diferente --O sea que las utilidades de tu medalla de oro, en total, equivaldrían al sueldo mensual de un futbolista en México, poco menos de cien mil dólares --Y eso (ironiza) quitando las primas y demás extras que tienen los futbolistas profesionales El deportista amateur en México no tiene muchos beneficios La mayoría de los que estamos practicando algún deporte de tipo amateur es porque nos gusta, lo disfrutamos Y en las competencias internacionales luchamos por nuestra patria --¿No es una pose esa de decir que vas a pelear por México o realmente lo sientes? --No, no es pose, realmente lo sientes Simplemente el sentarte en el lugar de competencia y estar buscando tu bandera y encontrarla es una emoción, es una emoción que la sientes desde el momento en que empiezas a competir Dos minutos de gloria A Soraya se le alegra el rostro con la pregunta Se le agolpan los recuerdos --Esos dos minutos escuchando el himno nacional, arriba del podio, con la bandera de México en todo lo alto y el nombre de Soraya Jiménez al frente ¿Qué fueron esos dos minutos de gloria para Soraya? --Híjole, son los mejores dos minutos que pude haber vivido --¿Los mejores minutos de tu vida? --Bueno, de mi vida yo creo que no En mi vida ha habido otros buenos minutos Cada vez que subes al podio, en cualquier competencia, y escuchas el himno de tu país y ves izar la bandera en todo lo alto En esos dos minutos dices: de verdad vale la pena todo el trabajo --¿Y después de la gloria, las dificultades? --Creo que es parte del crecimiento, es parte de lo que tienes que vivir y que de alguna forma hay que disfrutarlo, ya sea bueno o malo Tenemos, por así decirlo, la desgracia de que en México no hay alguien que te enseñe qué hay después del triunfo Te enseñan a entrenar, a trabajar, a llegar a ganar, pero no te dicen qué hay después del triunfo --¿Qué descubriste? --Pues que hay muchas cosas, tanto buenas como malas --¿Renegaste de las malas? --No, pero a veces te molesta por no poder decir las cosas como antes las podías decir porque no era tan conocida Si me molestaba algo les decía que me molestaba por esto y por lo otro, pero ahora te tienes que detener porque es Soraya la que lo dice Y si lo dice la tachan de prepotente, suena grosero y enseguida dicen que ya se le subió la fama Antes lo podía decir y simplemente comentaban: se enojó y punto Entonces sí, hay cosas que necesitas aprender a manejar

Comentarios