Nuevo golpe a la autonomía del IFAI

domingo, 30 de mayo de 2004
Ángel Trinidad Saldívar, un funcionario de la Presidencia de la República, sustituye al anterior secretario ejecutivo del IFAI, Alberto Begné, quien renunció debido a disputas internas por el poder Y aunque la titular del instituto, María Marván, trata de disipar la sombra de una influencia indebida del Ejecutivo en el nombramiento, la trayectoria de Trinidad acrecienta las dudas sobre las posibilidades de la transparencia, no sólo en el gobierno, sino en el seno de ese órgano que debería ser autónomo Con diversas chambas en la burocracia priista, Ángel José Trinidad Saldívar, hoy convertido al foxismo, es un funcionario afortunado: de un día para otro, vio subir su sueldo mensual en 36 mil 576 pesos con 88 centavos Bajo las órdenes del secretario particular y vocero del presidente Vicente Fox, Alfonso Durazo, Trinidad Saldívar cobraba al mes 105 mil 922 pesos con ocho centavos, ya descontados todos los impuestos, y a partir del lunes 17 de mayo ganará 142 mil 498 con 96 centavos netos Se trata del nuevo secretario ejecutivo del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), una institución que debe garantizar el derecho de la sociedad a saber todo sobre el Poder Ejecutivo y que ahora tiene como principal operador a un personaje estrechamente vinculado a la Presidencia de la República El nombramiento de Trinidad Saldívar, excoordinador de Enlace Interinstitucional de la Secretaría Particular de la Presidencia de la República, se produce cuando el IFAI, piedra angular en la aplicación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, enfrenta el dilema de consolidarse o ser una dependencia más del Ejecutivo Aún más, en vísperas de que se hiciera público el nombramiento de Trinidad Saldívar -rechazado por dos de los cinco comisionados del IFAI-, la presidenta del instituto, María Marván, se entrevistó con Ramón Muñoz Gutiérrez, coordinador de Innovación Gubernamental de la Presidencia de la República, y mantuvo comunicación telefónica con el vocero Durazo Marván, sin embargo, rechaza que la comunicación con ambos funcionarios implique la intromisión del gobierno federal en el IFAI y sostiene que sólo se trató de asegurar la participación de Fox en un congreso internacional sobre transparencia, el próximo año "Lo digo honestamente, no tuvieron nada que ver en el proceso de selección del secretario ejecutivo", afirma Junto con el comisionado Juan Pablo Guerrero, explica Marván, "tuvimos una plática con Ramón Muñoz, pero no tuvo absolutamente nada que ver, ni siquiera tratamos el tema del proceso de selección" de Trinidad Saldívar, nombrado el domingo 2 de mayo -¿Usted garantiza que no se ha metido la mano de Fox en el IFAI? -Desde luego que sí En el proceso de selección no tuvo nada que ver el licenciado Vicente Fox Se lo garantizo La intromisión del gobierno federal en el IFAI fue una preocupación de las organizaciones que promovieron la ley correspondiente -un logro que Fox publicita como suyo-, pero también de algunos comisionados que en sus primeras sesiones advirtieron de la necesaria autonomía del organismo para garantizar el derecho a la información, que ha encontrado resistencias de la burocracia, según la propia institución El comisionado José Octavio López Presa lo manifestó desde el año pasado, antes de que entrara en vigor la ley, cuando planteó que el "plan estratégico" de la relación con el gobierno de Fox, propuesto por Guerrero Amparán, debía tomar en cuenta "un equilibro delicado que incorpore la autonomía del IFAI frente a la administración pública federal, su autoridad frente a la misma, y credibilidad, confianza y servicio frente a la sociedad" El comisionado Horacio Aguilar Álvarez de Alba -panista confeso, católico ostensible, exmiembro del equipo de transición de Fox y exapoderado legal de la Arquidiócesis de México- también lo advirtió, según la minuta de la sesión del 4 de febrero del año pasado consultada por Proceso: El comisionado "recordó que, aunque en la actualidad el IFAI es un órgano de gobierno, debe orientar su vocación hacia ser un órgano de Estado" Poco más de un año después, en la votación para nombrar a Trinidad Saldívar -sucesor de Alberto Begné, quien renunció debido a intrigas, tensiones y disputas por el poder en el IFAI-, los comisionados Guerrero y López Presa lo rechazaron, debido a las implicaciones políticas del exfuncionario presidencial -En política, dicen políticos, lo que parece es -Insisto: no es -responde Marván- Y tendremos que demostrarlo Marván expresa que la votación dividida para el nombramiento es propio de los cuerpos colegiados y que los dos comisionados que votaron en contra ya trabajan con el nuevo funcionario "Creo que él tendrá que demostrar con el trabajo que es una gente capaz, y nosotros tendremos que demostrar con hechos la autonomía del instituto" -Pero el IFAI contrató a una empresa para, precisamente, acreditar si es capaz -Desde luego, pero siempre hay un voto de confianza cuando se contrata a alguien La empresa nos dijo: "De la gente que vi, tres personas son muy capaces" Una vez que entra al trabajo, lo haya seleccionado quien lo haya seleccionado, tiene que demostrar esa capacidad Y él sabe que está empezando algo nuevo y lo tendrá que hacer bien, así como nosotros (los comisionados) debemos demostrar que permanece esa autonomía A un costo de 120 mil pesos, el IFAI contrató a la empresa Consultores en Relaciones Industriales (Consulri) para examinar a los 13 prospectos para suceder a Begné, quien renunció al cargo el 2 de abril La empresa eligió a tres finalistas: José Luis Marzal, Arturo Sánchez -homónimo del consejero electoral federal- y Ángel José Trinidad Saldívar, recomendado por el consejero Álvarez de Alba, de quien fue alumno en la Facultad de Derecho de la UNAM A su vez, Aguilar Álvarez de Alba llegó al cargo, vía Fox, por Ramón Muñoz Gutiérrez, quien quiso imponer a otro comisionado, Guillermo Velasco Arzac, miembro de la ultraderechista Organización Nacional de El Yunque En octubre de 2002, el Senado rechazó el nombramiento de Velasco Arzac, actual presidente de la agrupación política nacional filopanista Coordinadora Ciudadana, y en su lugar Fox propuso a Marván, allegada al panismo jalisciense y quien ha hecho grupo con Gómez Robledo y Aguilar Álvarez de Alba, confrontados a su vez con López Presa y Guerrero Amparán De Trinidad Saldívar depende ahora toda la estructura del IFAI: las direcciones generales de Administración; Atención a la Sociedad y Relaciones Institucionales; Vinculación con Gobiernos Estatales y Municipales; Vigilancia y Coordinación con la Administración Pública Federal; Informática y Sistemas, y Comunicación Social De esta última dirección general, es titular Felipe Chao Ebergenyi, hermano de Andrés Chao, coordinador de Prensa Escrita de Comunicación Social de la Presidencia y compañero de Trinidad Saldívar, ambos bajo las órdenes de Durazo, priista igualmente convertido al foxismo La ficha de Trinidad Las contrataciones de mandos del IFAI son, supuestamente, resueltas a partir de la valoración de head hunters El experto ha sido Fernando Sentíes Palacio, quien hace una evaluación curricular, de "inteligencia emocional", de conocimientos y de competencias e integridad de los prospectos Este año ha sido contratado en dos ocasiones, de acuerdo con los contratos por adjudicación directa de la Dirección General de Administración: en enero, cobró 126 mil 500 pesos y, en marzo, 63 mil 250 pesos, registrados con los números 000011-04 y 000037-04, respectivamente Ahora, el IFAI optó por la empresa Consulri, que resolvió que Trinidad Saldívar, hijo del columnista Ángel Trinidad Ferreira, cumple con el perfil de secretario ejecutivo, aunque no cuenta con ninguna experiencia profesional sobre el tema del derecho de acceso a la información, según su currículum oficial Capitalino de 41 años de edad, abogado por la UNAM y maestro en administración y gobierno por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), inició su carrera en la administración pública en 1986 como secretario técnico del subsecretario de Planeación Educativa y como secretario de Actas y Acuerdos de la Comisión de Informática del Sector Educativo Entre 1991 y 1992, fue secretario particular del director de Planeación de Conasupo y del titular de Liconsa Al año siguiente, se colocó como jefe de la Unidad de Adquisición Inmobiliaria de Pemex-Gas y Petroquímica Básica y, en 1994, se ubicó como asesor y coordinador de giras de la Secretaría de Desarrollo Social del Departamento del Distrito Federal En 1995, fue asesor y coordinador de Enlace con las delegaciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, cuyo titular era Ruiz Sacristán, quien lo nombró delegado en Morelos y luego en Puebla Al comenzar el gobierno foxista, se hizo secretario particular de la titular de Turismo, Leticia Navarro, y en octubre de 2002 fue nombrado jefe de la Unidad de Enlace de esa dependencia En agosto del año pasado, brincó a la Presidencia de la República en calidad de coordinador de Enlace Interinstitucional de la Secretaría Particular, con la función de establecer la estrategia entre todas las oficinas de comunicación social del gobierno para responder cuestionamientos publicados en los medios de comunicación Entre 1987 y 1988, participó como profesor de la Universidad Intercontinental, y ha publicado Descentralización, una asignatura pendiente, en el libro Propuestas para el debate, que editó Iniciativa XXI, en 2000, y Breviario para la reflexión, editado por la Secretaría de Cultura de Puebla, en el mismo año Salvo la titularidad de la Unidad de Enlace de la Secretaría de Turismo y su reciente cargo en la Presidencia de la República, el nuevo secretario ejecutivo del IFAI tiene una experiencia nula en el tema del derecho al acceso a la información de los ciudadanos Aunque omite en el currículum su militancia política, este tema fue discutido desde que se planteó la contratación de servidores públicos, de acuerdo con las minutas de las reuniones consultadas por el reportero En la sesión del 6 de mayo de 2003, se planteó como punto 4 del orden del día una propuesta del comisionado Guerrero sobre las políticas del IFAI, relacionada con la contratación de personal con militancia partidista activa, como era el caso de uno de los prospectos, Ricardo Becerra Laguna La discusión sobre esa designación, sin embargo, fue previa al acuerdo que adoptaron los comisionados, en el sentido de que "los servidores públicos del IFAI no podrán ser (sic) haber sido senadores, diputados federales o locales, ni dirigentes de un partido o asociación política durante el año previo al día de su nombramiento" Los comisionados tenían que optar entre Lilián Álvarez Arellano y Becerra Laguna, exactivista estudiantil en la UNAM y asesor de José Woldenberg, presidente del IFE, como director general de Atención a la Sociedad y Relaciones Institucionales Aguilar estaba fuera del país y no asistió, así que Guerrero y López Presa votaron por Lilián Álvarez Arellano, mientras que Marván y Gómez Robledo lo hicieron por Becerra, propuesto por Begné "Visto el empate, la comisionada presidenta procedió a ejercer el voto de calidad previsto por las reglas básicas acordadas por el pleno el 23 de diciembre de 2002, y resultó designado Ricardo Becerra Laguna", señala la minuta de la reunión consultada por Proceso Becerra había renunciado a su militancia en el partido político México Posible dos meses antes, el 8 de marzo, y alegó que en todo caso él no tuvo ningún cargo de dirigente La confrontación que Guerrero y López Presa mantuvieron con Begné, desde que éste ingresó como secretario ejecutivo, afectó la relación con Berrera, mientras que otros directores, como Marzal y Pelcastre, obedecen más a aquellos comisionados que los promovieron que al propio secretario ejecutivo Guerrero llegó a reclamar decisiones de Becerra como la edición de libros Ejemplos: Transparencia: de los ángeles a los índices, de Federico Reyes Heroles González Garza, por el que se le pagaron 84 mil 736 pesos con 84 centavos, o Transparencia: derecho a la privacidad, derecho a la información, del politólogo Fernando Escalante Gonzalbo, que costó 48 mil 421 pesos con seis centavos y que se editó sólo con el título El derecho a la privacidad A Guerrero le parecían precios muy altos, igual que los de otras decisiones de Becerra, como el taller sobre la transparencia para organizaciones sociales, al que invitó como expositores a Ana María Salazar Sánchez, Jhon Mill Ackerman, Víctor Quintana, Daniel Delgado y Arsenio Cruz Antonio Cada uno cobró 4 mil 600 pesos En esa misma línea, Becerra promovió un certamen de ensayo, "México entra a la era de la transparencia", el año pasado Invitó a tres expertos como jurado: Beatriz Solís Leree, quien cobró 11 mil 500 pesos; Tonatiuh Guillén, 19 mil 305, y Juan Francisco Escobedo, 11 mil 500 En las discusiones del comité editorial suelen participar el exconsejero electoral Mauricio Merino y Pedro Salazar, por lo que se les pagan 12 mil 105 pesos a cada uno Una casita de 77 millones El próximo sábado 12 de junio se cumple un año de que entró en vigor la ley en la materia, y el día 9 el IFAI deberá entregar un informe a la Cámara de Diputados sobre su actividad que, según Marván, será positivo: "Se ha cumplido una etapa Ahora viene la consolidación" Se trata, añade, no sólo de retener al personal del IFAI, sino de demostrar su autonomía a través de las resoluciones sobre solicitudes de información, así como de mantener una evaluación permanente de la apertura del gobierno federal A año y medio de gestión, la presidenta del IFAI reconoce tensiones y disputas en el interior de la institución, que llevaron a la renuncia de Begné, quien aceptó el cargo con la advertencia de que pretendía ser consejero electoral del IFE y con la promesa de que tendría autonomía operativa "Esto no ha podido ser así", dijo Begné en una carta entregada a Marván, el 2 de abril, porque el esquema de trabajo le impidió desarrollar sus propuestas y actividades Todo esto "me ha llevado a la conclusión de que, dado dicho esquema, lo más conveniente para el instituto es un perfil personal y profesional distinto al mío para el cargo de secretario ejecutivo" La renuncia, reconoce Marván, fue uno de los "momentos amargos" en el IFAI: "El hecho de que renunciara por falta de funcionalidad, porque no le gustó trabajar en un equipo tan complejo, de alguna manera generó tensión, y es resultado de tensiones Hay que reconocerlo para seguir trabajando" Como consecuencia de los conflictos internos que se originan en el pleno de comisionados, ha habido, también, otras dos renuncias de directores generales: la de Eduardo Guerrero, quien ahora es asesor del presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, y la de Marcelo Garza En la actualidad, Marván espera que Trinidad Saldívar dé resultados, a pesar de todas las dificultades internas: "Como dice el dicho: Sobre advertencia, no hay engaño No nos podrá decir dentro de seis meses que el pleno es complejo" Aparte de estrenar secretario ejecutivo, que gana apenas 3 mil pesos menos cada mes que los comisionados, el IFAI festejará el primer año de operación de la ley habitando su nueva sede, que costó, en total, 77 millones 169 mil 623 pesos Ubicado en lo que fue sede del Instituto Cultural Domecq, en El Carmen Coyoacán, el inmueble representó una erogación de 73 millones 670 mil 180 pesos; por impuestos, gastos y honorarios fueron pagados al notario público Jorge Ríos Helling 3 millones 456 mil 284 pesos, y el levantamiento arquitectónico tuvo un costo de 43 mil 159 pesos con 50 centavos, cifra que se canalizó a la empresa GOE, SA de CV La institución celebrará, también, la Semana Nacional de Transparencia, del 14 al 17 de junio, y en ese marco conformará la Conferencia Nacional para la Transparencia, que busca integrar a los comisionados de órganos estatales y que, según Marván, no es para cooptar, como lo han interpretado algunos de los convocados "No es un asunto político Si empezáramos a cooptar o a marginar, romperíamos con el espíritu de generar transparencia", señala Marván, y niega que el IFAI promueva una "ley modelo" de acceso a la información a nivel estatal, que enarbola el abogado general de la UNAM, Jorge Islas "El convenio que se firmó con la UNAM es muy amplio, y una de las preocupaciones de ese investigador es hablar de una ley modelo (pero) es muy difícil hablar de eso, y menos desde el IFAI" Lo que sí seguirá haciendo el IFAI, afirma, es seguir incomodando al poder para que se abra al escrutinio de los mexicanos: "La transparencia está hecha para incomodar al poder y por eso es importante dar este paso" -¿Refunfuñan los funcionarios? -No es que refunfuñen, es que la transparencia es para incomodar al servidor público, a fin de que siempre esté consciente de que tiene que hacer bien las cosas La transparencia es un servicio a la sociedad, y es más complicado, en principio, trabajar con transparencia, pero mucho más sencillo a la larga Aunque aprender este proceso cuesta trabajo, hay que reconocerlo l

Comentarios