Creel, tres años de frustraciones

domingo, 9 de mayo de 2004
Dos semanas después de tomar posesión como secretario de Gobernación, el 14 de diciembre del 2000, Santiago Creel aseguró a este semanario que aplicaría un cambio extremo a la institución garante de la estabilidad política y la seguridad nacional de México, refiere Proceso en su edición de este domingo 9 de mayo A casi tres años y medio de asumir ese compromiso, ha cumplido, pero a la inversa Ya lo advertía al inicio del gobierno, en mayo del 2001, Felipe Calderón Hinojosa, entonces coordinador de la bancada panista en la Cámara de Diputados: el presidente Vicente Fox no tiene operadores políticos, comenzando por Creel, a quien no mencionó por su nombre “Es Gobernación” Otro panista crítico de Creel, y su adversario desde entonces junto con Calderón por la candidatura presidencial en el 2006, el senador Carlos Medina Plascencia, también se quejaba --en noviembre del 2001-- del trabajo de la Secretaría de Gobernación, una vez que abortó la reforma fiscal: “¿Dónde está la operación política? ¿Dónde está el secretario de Gobernación? ¡Cuál cambio!” Habitualmente cortés y bonachón, interpretado a menudo como débil, Santiago Creel ha exhibido en varias coyunturas dureza en las formas y un rostro descompuesto La más reciente actitud malencarada la exhibió a raíz de la crisis con Cuba, que se tradujo casi en la ruptura el domingo 2 de mayo, plantea el reportaje que se refiere también a la reunión que sostuvo Creel con Carlos Salinas de Gortari, Diego Fernández de Cevallos y Carlos Ahumada justo antes de que se desatara el videoescándalo que el jefe de gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, ha calificado incansablemente de “complot” en su contra “Ya me conocen como hombre de ideas; ahora me van a conocer como adversario”, decía en octubre de 1999, cuando se disponía a contender como candidato panista a la jefatura de gobierno del Distrito Federal –elección que ganó López Obrador--, recuerda Proceso en su edición de este domingo 9 de mayo

Comentarios