AMLO: Excesivo y sistemático, el ataque al GDF

sábado, 12 de junio de 2004
* Descarta López Obrador buscar a Fox para limar asperezas * Reitera que mantiene su respeto por la investidura presidencial México, D F, 11 de junio (apro)- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, calificó como “arbitrario, excesivo, abusivo e irrespetuoso, el ataque sistemático” al GDF, derivado de las denuncias en su contra por presuntas violaciones a las leyes en los casos “El Encino” y la demanda laboral de trabajadores capitalinos Y como “ya es tiempo de aclarar las cosas”, denunció que ninguna de las demandas en su contra tiene fundamentos jurídicos, y las mismas están inspiradas en motivaciones políticas En su tradicional conferencia de prensa matutina, el jefe de gobierno destacó que seguirá defendiéndose de los ataques Sin embargo, rechazó intentar de nueva cuenta reunirse con el presidente Vicente Fox para tratar de dirimir las asperezas “No tiene sentido, ha habido una actitud de cerrazón, no hay disposición al diálogo Llevo más de tres meses solicitando una audiencia y lo que he recibido son denuncias como confeti”, se quejó Y aunque se dijo respetuoso de la investidura presidencial, reiteró que la campaña de desprestigio en su contra, a través de los citatorios y denuncias penales por presunto desacato, son la respuesta de un “gobierno mediocre” al proyecto que representa “No me sorprende ni me resulta inesperado, la historia tiende a repetirse Cuando existe un gobierno mediocre, y cuando la gente empieza a cuestionar y exigir explicaciones de sus actos, el recurso más fácil es refugiarse en el autoritarismo, o pretender eliminar al adversario retorciendo las leyes con la complicidad de algunos que se hacen pasar por jueces o se hacen llamar representantes populares”, reiteró Estas declaraciones no representan una “declaración de guerra”, dijo, sino una forma de “llamar las cosas por su nombre” El jueves, López Obrador dio lectura al texto que envió a los diputados de la Sección Instructora, en el que recalcó que no ha violado la ley en el caso “El Encino”, y acusó al “gobierno mediocre” de refugiarse en el autoritarismo o en la pretensión de eliminar al adversario “retorciendo las leyes, con la complicidad de algunos que se hacen pasar por jueces o se hacen llamar representantes populares” Poco después, la Secretaría de Gobernación emitió un comunicado, en respuesta a las declaraciones del jefe de gobierno capitalino, en el que negó que la gestión foxista persiga, con intenciones políticas, a grupos o personas Gobernación acusó al jefe del GDF de volver a “lanzar acusaciones sin fundamento y descalificaciones en contra del gobierno federal” Su reacción, consideró, “forma parte estrictamente de un proceso judicial que no debe politizarse y mucho menos por parte de las autoridades” Así mismo, rechazó que el gobierno foxista contribuya a promover un ambiente de confrontación política, pues tiene “principios y convicción democrática” Y aseguró que jamás va a perseguir a nadie por sus posiciones políticas porque, al contrario, “ha garantizado la libertad de pensamiento y de expresión, privilegiando en todo momento el camino de la ley y de las instituciones como la mejor ruta para la resolución de los conflictos” Para López Obrador, la respuesta de Gobernación sólo representa “un punto de vista” de las autoridades federales, y “pues ni modo que vayan a aceptar que pertenecen a un gobierno mediocre”, estableció Destacó que ha recibido muestras de apoyo por parte de la ciudadanía, pero preguntará a la gente qué estrategia consideran más viable para seguir con la defensa del gobierno de la ciudad “El mejor método en estos casos es el método democrático, entonces, para no equivocarse, lo mejor es preguntar; entonces vamos a preguntarle a la gente: Tengo información que la gente quiere ayudarnos, estamos viendo cómo”, comentó Respecto de la demanda que interpusieron en su contra 39 exlecturistas de agua, que exigen 300 mil de pesos de indemnización por persona y se les restituya en su labor, López Obrador contó que un especialista en la materia le comentó que este caso no tiene antecedentes, pues nunca antes la Procuraduría General de la República (PGR) había intervenido en un laudo laboral Cuestionó si la actitud de la PGR será la misma contra el presidente Vicente Fox, cuyo gobierno tiene 30 o 40 mil demandas laborales que podrían convertirse en penales, si interviene la Procuraduría federal “¿Va a actuar así (la PGR), o es nada más porque se trata del jefe de gobierno capitalino y porque hay fobia y porque nos quieren descalificar?”, inquirió Con estos antecedentes, criticó las declaraciones de Gobernación que, “hipócritamente”, asegura que no hay interés político “Que me expliquen esto, en particular”, reclamó Para López Obrador, esta actitud en su contra representa que en el país se aplica una justicia de mando, “no una justicia de verdad” Usando la retórica, López Obrador se refirió al penalti que el árbitro “regaló” al equipo de Las Chivas en el encuentro del jueves por la noche con los Pumas, ya en los últimos minutos del juego “Es un maleficio, andan mal los árbitros”, afirmó, en alusión al problema que enfrenta con la PGR y los diputados que analizan la posibilidad de desaforarlo para que responda por el caso “El Encino”

Comentarios