Torturadores: Adiós "al paraíso"

domingo, 13 de junio de 2004
A raíz de que los gobiernos estadunidenses han estado involucrados en todas las guerras civiles de América Latina, Estados Unidos ha sido por varios años refugio de miles de militares torturadores, pero ahora, el mensaje es muy claro: ese país ya no es un paraíso seguro para los verdugos, publica Proceso en su edición de este domingo 13 de junio Y es que como Estados Unidos también ha sido refugio de las víctimas de esos crímenes éstas se han topado en las calles con sus verdugos, a quienes han demandado con éxito, pues éstos han sido condenados a pagar sumas millonarias como indemnización Las demandas han sido canalizadas por el Centro de Justicia y Responsabilidad, cuyos abogados reconocen que las víctimas latinoamericanas siempre han sido vistas como “de segunda clase” Esta organización de derechos humanos con sede en San Francisco no sólo atiende casos contra torturadores que residen en Estados Unidos , sino también contra los que visitan al país, pues el objetivo es no dejar tranquilo a ningún genocida o torturador, que sepan que no vivirán en paz, dice la abogada internacional Almudena Bernabeu en la edición de Proceso que circula a partir de este domingo 13 de junio

Comentarios