Trato de paraestatal al CIDE; su nuevo director, impugnado

domingo, 13 de junio de 2004
El Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), que ha logrado convertirse en una institución pública de excelencia académica, padece una severa crisis interna derivada del nombramiento de su nuevo director general, Enrique Cabrero, calificada de “ilegal” inclusive por el secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, y el gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, miembros del Consejo Directivo, quienes exigen repetir la elección, destaca Proceso en su edición de este domingo 13 de junio El martes 1 de junio, seis consejeros del CIDE enviaron una carta al presidente del Consejo Directivo de la institución, Jaime Parada, director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), para volver a nombrar y ratificar, antes del 18 de este mes, al director general, debido a que el procedimiento mediante el cual fue designado Cabrero “deja a la institución en una situación de vulnerabilidad legal y administrativa” Para Cabrero, designado por el Ejecutivo presuntamente por su relación con Ramón Muñoz Gutiérrez, el principal asesor de Vicente Fox, “es evidente que este tipo de controversias legales son resultado de controversias políticas” Pero para miembros de la comunidad, entre ellos juristas de la propia institución, el nombramiento de Cabrero es ilegal y, por tanto, cualquier decisión carece de validez y es propensa a ser combatida por la vía legal, señala Proceso en su edición que circula a partir de este domingo 13 de junio

Comentarios