Alerta en Guanajuato por las lluvias

miércoles, 16 de junio de 2004
* Analiza Romero Hicks mecanismos para enfrentar contingencias * Advierten que será necesario reubicar algunas comunidades Guanajuato, Gto , 15 de junio (apro)- El estado registra nuevamente una situación de alerta ante la temporada de lluvias que ya comenzó, a un año de que se registraron severas inundaciones en 17 de los 46 municipios, varios de los cuales fueron declarados zona de desastre por la Secretaría de Gobernación El gobernador Juan Carlos Romero Hicks informó que junto con su gabinete legal y los representantes de la Comisión Nacional del Agua y el Ejército Mexicano, se prevén ya los mecanismos para afrontar cualquier contingencia, aunque, aclaró, se está en una “fase de prevención” y un nuevo desastre está “muy lejos de llegar” Sin embargo, el secretario de Seguridad Pública, Cuauhtémoc Ojeda, advirtió que algunas comunidades tendrían que ser reubicadas, pues de registrarse lluvias semejantes a las del año pasado, corren el riesgo de inundarse nuevamente Tal es el caso de la localidad de La Estación, del municipio de Abasolo Según el secretario, las actuales autoridades no pueden resolver “los rezagos históricos” ocasionados por años de no desazolvar las cuencas, cauces o bordería en el territorio estatal No obstante, el funcionario estatal aseguró que luego de varios recorridos efectuados con personal de la Comisión Estatal del Agua, de la CNA, de la Secretaría de Salud y otras instancias, el diagnóstico previo sobre las situaciones de riesgo les fue entregado a las presidencias municipales A pesar de ello, el municipio de León ya registró los primeros daños en algunas colonias de la zona oriente, donde como consecuencia de lluvias torrenciales que cayeron el domingo por la tarde, cuatro arroyos se desbordaron y alcanzaron a varias colonias, donde el agua llegó hasta un metro de altura en algunas viviendas Protección Civil del municipio contabilizó cerca de 30 hogares que registraron daños por el agua, además de los que se registraron en ropa, muebles y enseres Los arroyos se desbordaron por taponamientos ocasionados por la basura, yerbas y escombros acumulados en sus cauces El gobernador del estado dio a conocer que se estudia con la Comisión Nacional del Agua la aplicación de desfogues a la presa Solís –la más grande del estado, ubicada en Acámbaro--, con el fin de prevenir los desastres causados hace un año por el desbordamiento del río Lerma, que afectaron a más de 50 mil personas de municipios como Celaya y Salamanca “En la presa Solís estamos identificando con la CNA que salga más agua de la que está entrando; va a ser necesario tomar algunas decisiones para no enfrentar los riesgos del año pasado… Hay cuatro etapas que seguir en esto: la de prevención, que es en la que estamos ahora; lo siguiente es la emergencia y su atención; la declaración de zona de desastre –estamos muy lejos de llegar a esa circunstancia- y el restablecimiento de la vida cotidiana”, dijo Romero Hicks

Comentarios