Denuncian red de extorsión contra familias de indocumentados

jueves, 17 de junio de 2004
* Bandas que operan en EU y DF exigen dinero, el cual deben entregar cerca de aeropuertos México, D F, 16 junio (apro)- “Secuestro sin secuestrado, extorsión sin detenido, engaño sobre engaño”, son algunas de las formas con las que opera una banda de delincuentes que tiene su red de actividades en Estados Unidos y el Distrito Federal y que, aprovechándose de su ignorancia, sorprende a familiares de indocumentados con fuertes suma de dinero Esta nueva faceta delictiva se suma a los operativos antimexicanos que se vienen dando a través de una serie de redadas dirigidas contra los indocumentados que viven en la zozobra desde el viernes 4 de este mes, con el acoso permanente de la Patrulla Fronteriza en California En días pasados, una trabajadora doméstica, que pidió omitir su nombre, reveló que le estaban exigiendo fuertes sumas de dinero para que no enviaran a su esposo a prisión Relata que desde fines de la semana pasada empezó a recibir llamadas de los familiares de su esposo para que juntara el dinero que pudiera y así lograr la liberación de su marido, quien supuestamente había atropellado a una persona en Los Angeles, California, donde trabaja desde hace más de tres años Dice que primero se comunicó un tío de su marido, al que le pidieron 20 mil pesos para que no enviaran al supuesto responsable a la cárcel; más tarde, fue una hermana, a la que le exigían 40 mil pesos, porque ya se habían tardado mucho y todavía no entregaban el dinero La entrega del dinero se haría en la puerta más cercana a la llegada internacional del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México Impotente, sólo se concretó a decirles que no tenía dinero, que lo poco que le enviaba su esposo lo había destinado para la operación de su hija Para entonces, las exigencias de los supuestos captores de su marido superaban los 50 mil pesos Consciente de que amenazaban con llevarse a su esposo a la cárcel, la trabajadora doméstica optó por hablarle por teléfono a Los Angeles para salir de dudas Para su sorpresa, su esposo no sólo se encontraba bien sino que seguía trabajando con normalidad A grandes rasgos le platicó lo que estaba sucediendo Él le pidió que tranquilizara a sus parientes y que no hicieran caso a ese tipo de llamadas Señala que su esposo le comentó que en California ya se sabía de la existencia de una banda de delincuentes que se dedicaba a sorprender a los paisanos, sacándoles los teléfonos de sus familiares en México para luego tratar de extorsionarlos Dice que en los más de los casos las versiones coinciden en que la entrega del dinero se hiciera en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México Aunque señala que en menor proporción utilizan otras terminales aéreas Destaca que las víctimas de los delincuentes, invariablemente son gente humilde Se aprovechan de su ignorancia y buena fe, y que este tipo de extorsiones ya le han sufrido varios de sus compañeros

Comentarios