Exige el Congreso de Colima fin al alza en el precio del gas

viernes, 4 de junio de 2004
* Programa emergente que proteja a adultos mayores jefes de familia, propone Colima, Col , 3 de junio (apro)- El Congreso local solicitó al gobierno federal adoptar las medidas necesarias para que se detenga el alza del precio del gas, y se ponga en marcha un programa emergente que otorgue una tarifa especial a las familias cuyas cabezas sean adultos mayores sin ningún tipo de prestaciones sociales Mediante un punto de acuerdo, la Legislatura local solicitó al Congreso de la Unión exhorte al jefe del Ejecutivo federal para que la Secretaría de Economía detenga el alza mensual de la tarifa del gas de consumo popular y fije, en un monto determinado y acorde a los costos de producción y no sujeto a las leyes del mercado internacional, el precio de este producto de consumo básico La propuesta de punto de acuerdo, aprobada por el Congreso local, fue presentada por el diputado perredista Jubal Ayala Jiménez, quien hizo notar que el incremento mensual del precio del combustible provoca a la larga el deterioro de la economía familiar El legislador mencionó datos de la Secretaría de Economía en los que se advierte que de diciembre de 1999 a septiembre de 2003 hubo un incremento de 53% en el precio del gas, lo que “prueba que la supuesta regulación ha sido un fracaso que está perjudicando a las familias más pobres en un país donde cerca de 80 millones de mexicanos se encuentran en algún grado de pobreza, y donde 95% de los hogares mexicanos utilizan el gas LP como combustible” Señaló que desde siempre ha existido un reclamo de los mexicanos porque “muchos de los servicios como la telefonía, el gas, la gasolina, entre otros, nos cuestan mucho más caros que lo que pagan los ciudadanos en otros países con mayor economía y con elevada capacidad de consumo de sus ciudadanos; tan sólo por mencionar un caso, el del gas, en un país que es productor como México, resulta injusto que paguemos casi diez dólares más caro el barril de gas doméstico que un estadunidense” De acuerdo con el documento aprobado, la elevación del precio de gas doméstico es “una injusticia contra los mexicanos”, pues Petróleos Mexicanos (Pemex) “vende dicho producto a las gaseras a 055 pesos el kilogramo y el costo de operación es de 175 pesos, lo que suma 230 pesos Si las gaseras lo venden al público a 738 pesos, tienen una ganancia de más de 300%” Añade: “Esta injusticia social se puede conocer con datos tan elocuentes como dramáticos, tales como saber que efectivamente desde mediados de los noventas a la fecha, el salario mínimo se ha incrementado en alrededor de 86%, en tanto que el precio del gas doméstico o LP ha aumentado 605%” Entre los argumentos de la petición, el punto de acuerdo señaló que la mayoría de las familias colimenses enfrentan un gradual y alarmante deterioro en su nivel de ingresos, lo que incide gravemente en la atención de sus necesidades en materia de alimentación, salud, educación y recreación

Comentarios