Las tribus del PAN

viernes, 4 de junio de 2004
México, D F, 3 de junio (apro)- El espectáculo del Partido Acción Nacional (PAN), a raíz de los afanes de Felipe Calderón de puntear la disputa por la candidatura presidencial, exhibe como nunca en su historia la confrontación interna que se recrudecerá al nivel de las otras fuerzas políticas Sólo los ingenuos se atreverían a asegurar que fue fortuito el mitin de acarreados panistas del sábado, en el rancho “El Potrero”, en Guadalajara, un día después de la conclusión de la anodina cumbre de mandatarios de América Latina y Europa, organizada por Porfirio Muñoz Ledo Francisco Ramírez Acuña, reputado como el gobernador más priista de los panistas, arrancó las hostilidades de manera pública, al frente de la vertiente del PAN que se reclama como legítima propietaria de la “doctrina” de ese partido, y eso explica la airada reacción del presidente Vicente Fox y de miembros de la influyente Organización Nacional del Yunque De Fox no extraña su reacción desautorizando a Calderón --pupilo de Carlos Castillo Peraza, quien aborrecía al actual presidente de la República--, y protegiendo el activismo de su mujer, Marta Sahagún, y a Santiago Creel, quien como secretario de Gobernación ha hecho numerosos actos proselitistas El silencio de Creel sobre el regaño y posterior renuncia del secretario de Energía es muy elocuente del nivel de confrontación que viene desde que comenzó el gobierno, cuando Calderón criticó la ineficacia de la Secretaría de Gobernación Otra reacción que es preciso subrayar es la del jefe del Yunque en Jalisco, Fernando Guzmán Pérez Peláez, quien mantiene una abierta confrontación con Ramírez Acuña El gobernador afirmó, en agosto del año pasado, que efectivamente el PAN fue infiltrado por esa organización secreta de ultraderecha y que era indispensable hacer una “purga” en ese partido Ahora Guzmán Pérez Peláez --quien logró salirse con la suya, de crear una comisión especial sobre el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, y que lleva como patiño al perredista zacatecano Rafael Candelas-- se ha lanzado contra Ramírez Acuña y Calderón, para buscar impulsar al senador Carlos Medina Plascencia, el candidato de El Yunque Más que Creel, el que persuadió a Fox para regañar a Calderón fue Ramón Muñoz Gutiérrez, a quien en El Yunque se conoce con el seudónimo de “Julio Vértiz”, y quien ha colocado a numerosos miembros de esa organización en el gobierno federal Como se podrá dar cuenta un observador atento al PAN, este partido cuenta también con sus propias tribus, como el PRD y el PRI, y el nivel de confrontación se incrementará en la medida en que se aproximen las definiciones por la candidatura presidencial, que pasa por la elección del sucesor de Luis Felipe Bravo Mena, quien pretende dejar en su puesto a otro yunquista, el secretario general Manuel Espino La tribu del Yunque tratará de evitar, con las numerosas posiciones que tiene en el Consejo Nacional, que sea el diputado Germán Martínez quien presida el CEN del blanquiazul Sabe que esta posición implicará una conducta parcial a favor de Calderón, quien encabeza la tribu de los doctrinarios y los antiyunques Creel, por su parte, tratará de evitar otro descalabro como el que sufrió en la asamblea nacional del PAN, cuando se resolvió que serán sólo delegados panistas los que designen al candidato presidencial No sólo es despreciado por “El Yunque”, sino también por los doctrinarios, que lo ven como un arribista en el PAN, como Fox, de quien es delfín La mejor carta del secretario de Gobernación es el nivel de conocimiento que de él tiene la sociedad mexicana y que, para enfrentar a un fuerte prospecto como Andrés Manuel López Obrador, es indispensable Cuenta, también, con el apoyo de Diego Fernández de Cevallos, a quien no se debe descarta como candidato del PAN y de Carlos Salinas, unidos en el afán de frenar a López Obrador Fernández de Cevallos ha dicho que no quiere ser candidato presidencial, pero debe recordarse que también negó aspirar a ser senador y, al final, no sólo fue candidato sino que amenazó con renunciar si no se le daba la coordinación del grupo parlamentario La sociedad mexicana no sólo contemplará riñas y pugnas en el PRD y en el PRI El PAN promete dar un espectáculo análogo, que ya empezó Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios