Tabaco, estimulante de inicio en adicción a drogas

sábado, 5 de junio de 2004
* Prevención, base del trabajo de los Centros de Integración Juvenil México, D F, 4 de junio (apro)- Los Centros de Integración Juvenil (CIJ), institución descentralizada de la Secretaría de Salud que recibe un subsidio por parte de la dependencia, gastan alrededor de 5 millones de pesos anuales en echar a andar una Unidad de Internamiento contra las Adicciones, y 25 millones en el tratamiento para curar a los aficionados a las drogas, principalmente el tabaquismo “La droga de inicio es el tabaco, y luego, de entre las drogas ilegales, la de mayor consumo es la cocaína, por eso toda la estructura del programa contra las adicciones es precisamente hacer campañas preventivas contra el tabaco, porque suponen ‘con base científicas’ que los niños que no fuman difícilmente van a probar otras sustancias”, dijo el director de los CIJ, Víctor Manuel Guisa Cruz Después de la inauguración de la clínica contra el tabaquismo del Hospital Central Norte de Pemex, comentó que a la fecha 65 mil personas están en atención curativa en los CIJ de todo el país, “y en actividades productivas casi llegamos a los 3 millones de personas” Así mismo, Guisa Cruz aceptó que la meta presidencial de echar a andar cien clínicas contra el tabaquismo ha sido superada, gracias a las 63 clínicas establecidas, además de las 14 que puso en marcha Petróleos Mexicanos y las que están operando en IMSS e ISSSTE Todas juntas, dijo, “suman más de cien clínicas Puede ser que el dato exacto sean 123 que están funcionando en todo el país para la prevención del tabaquismo”, apuntó Según el director del CIJ, 30% de las personas que se someten a un programa para dejar de fumar dentro de estas clínicas obtienen resultados positivos Esta cifra, dijo, es muy favorable tomando en cuenta el grado de adicción de la nicotina “El resto de los pacientes bajan en forma significativa” el hábito En su lógica, estas clínicas funcionan en estos casos porque reducen el número de cigarros consumidos al día, aunque no lo abandonen por completo Guisa Cruz dijo desconocer cuánto cuesta el tratamiento para dejar de fumar, y sólo se limitó a decir que es más barato que atender enfermedades provocadas por el tabaquismo, las cuales tienen un costo de 25 mil millones de pesos anuales

Comentarios