CIA: La "renuncia" del miedo

domingo, 6 de junio de 2004
El anuncio de la dimisión de George Tenet a la dirección de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) el pasado jueves 3 es una estrategia para aminorar el daño político que sufrirá el presidente George Bush por lo que pudo hacer y no hizo para evitar los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y por manipular al mundo con informes erráticos de supuestas armas de destrucción masiva que poseía Irak consideran en círculos políticos de Washington, publica Proceso en su edición de este domingo 6 de junio El experto en materia de espionaje y seguridad social, Jon Wolfsthal, académico del Carnegie Endowment for International Peace, dice a Proceso que es posible que el presidente Bush le haya pedido la renuncia a Tenet para evitar que enturbie sus aspiraciones de reelegirse el 2 de noviembre Para Wolfsthal, Tenet ha sido el director de la CIA más criticado en la historia del espionaje de Estados Unidos, y por eso insiste en que son válidas las teorías en el sentido de que no renunció por razones personales o familiares Además dice, la renuncia de Tenet se hará efectiva el 11 de julio próximo, semanas antes de que la Comisión Bipartidista Investigadora emita su fallo acerca de los informes que señalan que la CIA menospreció y minimizó los reportes recopilados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) en el verano de 2001, en los que alertaba sobre un ataque terrorista con aviones comerciales en varias ciudades estadunidenses No se necesita ser adivino para pronosticar que el reporte de la comisión investigadora será muy, pero muy negativo para Bush y para la CIA destaca el experto en la edición de Proceso que circula a partir de este domingo 6 de junio

Comentarios