Irak: el impune saqueo cultural

domingo, 6 de junio de 2004
Desde la caída de Saddam Hussein el pillaje de centenares de sitios arqueológicos iraquíes se está llevando a escala industrial a pesar de la indignación de la comunidad internacional ante el hecho de que las fuerzas armadas estadunidenses asistieron pasivamente al saqueo del Museo Nacional de Bagdad, denuncia Philippe Flandrin en la edición de Proceso que circula este domingo 6 de junio Periodista de investigación, Flandrin acaba de publicar en Francia su libro El saqueo de Irak, en el que explica lo que está pasando en la exMesopotamia y que considera es la destrucción del alma de la nación iraquí En su libro el periodista pone en evidencia la responsabilidad de la administración Bush y de las fuerzas de ocupación en Irak en esa destrucción Recuerda que numerosas instancias advirtieron a la Casa Blanca y al Pentágono que la ocupación de Irak provocaría caóticas situaciones difícilmente controlables, generando crímenes, robos y pillajes a gran escala Expertos del mismo Pentágono, informes de la CIA, instancias universitarias y culturales estadounidenses e internacionales, y por supuesto a la UNESCO lanzaron alertas que el presidente George Bush y su secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, despreciaron Así, el 13 de abril, Amin Nabal, directora adjunta del Museo Nacional de Bagdad, habló, al borde del infarto, de 170 mil piezas robadas Cinco días después renunció el asesor cultural de George Bush, Martín Sullivan, quien denunció que se había pasado un año tratando de alertar al presidente y había sido en vano, dice el reportaje que publica Proceso en su edición de este domingo 6 de junio

Comentarios