AMLO dará marcha atrás al "afán autoritario" del desafuero

miércoles, 9 de junio de 2004
* Están torciendo la ley porque les estorbamos para el 2006, sostuvo México, D F, 8 de junio (apro)- A dos días de que concluya el plazo para que responda a la Comisión Instructora de la Cámara de Diputados sobre la notificación del proceso de desafuero en su contra, por el caso “El Espino”, el jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Andrés Manuel López Obrador, afirmó que, con pruebas, “vamos a detener este afán autoritario” de afectarlo políticamente Porque el manejo del caso es, “en suma, una maniobra política: están torciendo la ley porque les estorbamos para el 2006”, sostuvo durante la última sesión del “seminario-taller Manipulación de la ley con propósitos políticos” Aunque para ello, acotó, se debe esperar a que se cumplan los plazos, aceptó en conferencia de prensa en la sala “Francisco Zarco” del GDF Por lo pronto, comentó que entre miércoles y jueves presentará por escrito la respuesta a la Cámara de Diputados Recordó que después, la Comisión Instructora tiene 30 días para analizar las pruebas, y luego viene el periodo de deliberación y, finalmente, el pleno discutirá el dictamen y lo votará, donde “se nos tiene que dar la palabra” para defendernos, dijo Destacó que este procedimiento se realiza durante los periodos ordinarios del Congreso de la Unión, y en este caso, el que arranca en septiembre “Vamos poco a poco Nada más que quede claro que no vamos a permitir actos autoritarios Que quede claro que no vamos a permitir injusticias y que vamos a luchar con firmeza y serenidad”, destacó Sin embargo, manifestó su preocupación por que se alargue este proceso y se retome cuando comience la carrera por la Presidencia del 2006 “Se tiene que resolver”, confió, aunque insistió que la intención de sus adversarios es quitarlo de la jefatura capitalina “injustamente”, para inhabilitarlo para aspirar a un cargo público “Eso es lo que les importa”, criticó El Espino Referente al caso, López Obrador sostuvo que espera una respuesta por parte de la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) sobre si el predio es propiedad privada o es terreno nacional En la quinta y última sesión del “seminario-taller”, insistió en que se trata de un asunto político, no legal, pues es evidente, dijo, el uso de las instituciones y de la ley como instrumentos de acoso y descalificación, “con miras a las elecciones presidenciales del 2006” Reiteró que el supuesto dueño de “El Encino”, Federico Escobedo Garduño, es un influyente empresario desde los tiempos en que Carlos Hank González era regente capitalino “Por eso el 20 de febrero de 2003 el Gobierno del Distrito Federal recuperó administrativamente los predios denominados La Mexicana, La Rosita, Aureli-Viadas y G2, que son bienes del dominio público”, explicó Destacó que con documentos oficiales ha probado que durante el juicio de amparo, y en la averiguación previa, el apoderado legal de Escobedo Garduño dio información falsa sobre la superficie del terreno Además, criticó la vaguedad y el manejo faccioso de las pruebas en su contra, “así como el carácter tendencioso de los interrogatorios en la PGR a los servidores públicos” del gobierno capitalino Por lo anterior, recalcó que no existe responsabilidad de su parte en la supuesta violación de la suspensión definitiva del juicio de amparo “Aquí reitero: no hay ningún escrito o informe que demuestre que el jefe de Gobierno haya desobedecido las órdenes judiciales En todo este asunto se actuó con apego a derecho y los servidores públicos de las áreas correspondientes fueron los encargados directos de informar al juez y cumplir con las actuaciones derivadas de la suspensión definitiva”, aclaró Por eso, calificó la acusación en su contra como “una ofensa al sentido común”

Comentarios