Y si enviudo, ¿qué?, sugiere Marta Según

jueves, 1 de julio de 2004
Presentan el libro Simplemente Martita, de la escritora Guadalupe Loaeza * El activismo de Raquel Pankowsky, para que “Vicente descanse… en paz” México, D F, 30 de junio (apro)- Martita tiene una idea fija en la cabeza y la tiene muy clara: quiere ser presidenta y no sabe qué hacer con Vicente, su marido que es presidente del país Aseguró que su fundación “Vamos México” no ha actuado de mala fe, sino pensando en el beneficio de los más pobres del país, y acusó a los medios de ser amarillistas y hacerle muchas preguntas, cuando ella lo que hace y dice, siempre es claro y transparente A pesar del aguacero, Marta Según –interpretada por Raquel Pankowsky--, aceptó darle una entrevista a la escritora Guadalupe Loaeza, quien presentaba su libro Simplemente Martita, editado por Plaza & Janés, pero reconoció que sí la incomodó que se escribiera este texto, a pesar que es el quinto texto que se edita sobre la personalidad de la consorte presidencial En el piso 52 de la Torre Mayor de Paseo de la Reforma, la entrevista se centró en la actuación de Marta Según como primera dama, evidenciando diariamente sus intenciones de ser la primera mandataria de la República y usando la infraestructura presidencial para lograrlo “Mire, la cosa está así: a la Constitución se le han hecho millones de ‘tachecitos’, no veo por qué no le puedan hacer un ‘tachecito’ más para que yo sea presidenta Por otro lado: Y si enviudo, ¿qué?”, inquirió Unas veces cínica, molesta, exaltada, y otras aguantándose la risa, Martita aseguró que no intentará solucionar los problemas del país en los dos años que le restan a Vicente Fox como presidente, porque qué tal si el priista Roberto Madrazo gana las elecciones y se encuentra con todo resuelto Frente a decenas de personas que acudieron a la entrevista de Loaeza a Según, ésta dijo que es la más indicada para ser presidenta, porque ha vivido mucho tiempo en una de las cabañas de la residencia oficial de Los Pinos y que ya sabe “cómo está la cosa” Y se asumió dispuesta a hacer lo que sea por ser la primera presidenta Cuestionó que si hay mucha gente que quiere ser presidente en estos momentos ¿por qué ella no?, si no tiene nada “de malo” Aceptó que Vicente no ha sabido gobernar, aunque ella es la que le dice qué hacer y cómo actuar Sobre su cónyuge, reconoció que “se ha ido tensando” al gobernar el país, y por eso le hace recomendaciones para que las diga en público, y él acta: “Yo le digo: ‘Ah, ven acá gordo’ ‘No te dejes, tú diles’, y ahí va y les dice” Al hablar de “Vamos México”, Martita aseguró que no tiene “un espíritu de protagonismo, mezquino” ni actúa por ambición personal “¡Claro que no! Lo hago para que Vicente descanse… en paz” Asegura que le da una pastilla de Prozac todas las mañanas y luego en las noches, “para que lo equilibre” Entre aplausos, Martita narró cómo convive con el presidente en la cotidianeidad Dijo que “la verdad” ella no se quería casar con Vicente, pero éste le pedía todas las mañanas: “Gorda, ¡cásate conmigo!”, y aceptó porque ya se decían muchas cosas de su relación, pues antes de dar el sí ella ya vivía en una de las cabañas Entre ironías y medias verdades, Martita respondió a las preguntas de Guadalupe Loaeza, quien presentó así su libro Simplemente Martita, y aprovechó para publicitar el espectáculo de Raquel Pankowsky Y concluyó su intervención al comentar que la actriz “debería estar agradecida”, porque con su caracterización, “Vicente cumplió su promesa de promover el empleo”

Comentarios