Deploran violación a derechos en repatriaciones

jueves, 15 de julio de 2004
* Se esposa a connacionales pretextando resistencia, denuncia legislador en Hidalgo Pachuca, Hgo , 14 de julio (apro)- Héctor Pedraza Olguín, presidente de la Comisión de Asuntos Migratorios y Fronterizos del Congreso local, se quejó de las violaciones a los derechos humanos que se han registrado en contra de connacionales con la aplicación del Programa de Repatriación Voluntaria Explicó que varios mexicanos que se han adherido a este “beneficio” han sido esposados por parte de las autoridades norteamericanas, pretextando resistencia Incluso, las redadas se realizan en el desierto de Arizona o bien a las puertas de los consulados, lo que de ninguna manera es voluntario constituyendo una flagrante violación a las garantías individuales Se pronunció en contra de lo que sucede con las detenciones arbitrarias de parte de las autoridades estadunidenses con la detención de mexicanos en cualquier parte, hasta en los propios consulados “Esta actitud es contradictoria a lo anunciado por el gobierno de Estados Unidos, que primero da a conocer un posible acuerdo migratorio y luego va en busca del voto latino para terminar con un pacto totalmente nocivo para los mexicanos que se encuentran de forma irregular en ese país”, destacó Dijo que el Programa de Repatriación también es un engaño más que disfraza la falta de capacidad del gobierno mexicano para negociar un acuerdo que beneficie a los mexicanos que radican y laboran de aquel lado Añadió que con el pretexto de evitar más muertes en el corredor desértico, Estados Unidos ha desarrollado este programa que ya ha generado diversas protestas, incluso en la Cámara de Diputados y el Senado de la República Pedraza Olguín indicó que en vez de disminuir el flujo migratorio, estas medidas van a provocar el efecto contrario, al ponerse los connacionales en manos de traficantes, mientras en el territorio nacional no se encuentra una solución definitiva para que la gente no abandone su tierra Por ello urgió a que se detenga este programa, que no es voluntario y que violenta los derechos humanos, y donde no se observa la disposición de Washington por dar certeza a quienes se van a laborar de aquel lado y, por el contrario, sólo crea temor entre este sector de mexicanos

Comentarios