Hallan en Mérida el cuerpo de una joven secuestrada

jueves, 15 de julio de 2004
* El plagio de una adolescente de 17 años es el primero desde hace once años en Yucatán * Capturan a dos personas que presuntamente habrían participado Mérida, Yuc , 14 de julio (apro)- A menos de una semana de que el gobernador Patricio Patrón Laviada, presumiera que Yucatán había permanecido ajeno a los secuestros por más de 11 años, el hallazgo del cadáver de una joven de 17 años, presuntamente asesinada por sus secuestradores, convulsionó al estado en las últimas horas En medio de los crecientes rumores del cese del procurador de Justicia, Miguel Díaz Herrera, esta tarde se conoció que la muerte de una joven secuestrada el pasado viernes, se debió a la falta del pago de un rescate de 200 mil pesos que los plagiarios habían solicitado a sus familiares Sin embargo, en las primeras indagatorias, también se supo que la occisa, pudo estar de acuerdo en la planeación del secuestro, ya que habría facilitado su celular para pedir el rescate que primero fue de 100 mil pesos Fue así como el rescate fue requerido del teléfono celular de la víctima, desde donde llamaron a su madre Jacqueline Echeverría Areola para pedirle la cantidad acordada La madre de la víctima denunció los hechos a la Policía Judicial del estado (PJ) en el municipio de Umán (colindante con Mérida), pero, según los familiares, no le dieron importancia al caso, pues creían que la joven se había fugado con su novio El cadáver de la joven Erica Pech Echeverría, de 17 años de edad, fue hallado la víspera amordazada de pies y manos, escondido entre la hierba del patio de un predio propiedad de Petra Hernández viuda de Maldonado, ubicado en la calle 65-C #523, por 96 y 100 de la colonia Francisco I Madero, al poniente de la ciudad de Mérida El cuerpo que se encontraba en avanzado estado de descomposición, no presentaba huellas de agresión física, ni sexual, sólo las lesiones que le dejaron las ataduras en manos y pies José Gabriel Ciau Mena, padre de la occisa, dijo que su hija se dedicaba a vender pasteles en diferentes puntos de la ciudad de Mérida, en compañía de su abuelo, por las tardes; y en las mañanas asistía al Colegio de Bachilleres de Yucatán (Cobay) en Umán El jueves pasado, luego de salir del colegio fue a su casa, localizada en la calle 24 # 777, por 15 y 15-A, del fraccionamiento Bosques San Francisco, donde se cambió de ropa y le manifestó a su madre que viajaría a Mérida a vender sus pasteles Pech Echeverría se presentó, como de costumbre, en el predio de su abuela María Sabina Horonata Hernández, en la colonia Melitón Salazar; de ahí se retiró a vender y en la tarde retornó a ese lugar Por la noche salió a pasear a un parque cercano con uno de sus tíos, y al siguiente día regresó a esa localidad Umán Ese viernes, Erica acudió a la escuela; de ahí regresó a su casa y se retiró a continuar con su rutina, pero por la tarde su madre recibió el primer mensaje telefónico, donde le decían que su hija estaba secuestrada Unos 40 minutos después recibieron otro mensaje donde les exigían 100 mil pesos por la vida de su hija El padre de la joven dijo que de inmediato denunciaron el hecho en la Agencia del Ministerio Publico de Umán y facilitaron toda la información a un comandante de apellido Gutiérrez, quien se encargó del caso Según dijo, el sábado por la noche los presuntos secuestradores volvieron a enviar dos mensajes, el último decía que ya no eran 100 mil, sino 200 mil pesos los que debían dar, pero nunca proporcionaron el sitio dónde se haría la entrega "El comandante Gutiérrez, lo único que decía era que la joven se habría fugado con su novio, pero ella no tenía, y aunque le proporcionamos todo tipo de documentos, fotografías y direcciones de sus amigos, no hubo ningún avance en la investigación", precisó Fue hasta la madrugada de hoy, cuando varios policías judiciales fueron a su casa para notificarle que el cadáver de una joven con las características de su hija apareció semioculto entre la maleza del patio de un predio de la ciudad de Mérida Según fuentes de la PGJ, Erica al parecer murió de asfixia por sofocación, es decir se ahogó con una bolsa de nylon o tal vez por un trapo que pusieron en la boca para que no gritara Por la tarde agentes de la PJ detuvieron en el hotel El Centenario a los dos presuntos secuestradores y uno de ellos dijo llamarse Jesús Maldonado Trueba, al parecer nieto de la dueña de la casa donde se halló el cadáver El último secuestro registrado en Yucatán fue hace más de 10 años, cuando el joven Ángel Augusto López Canto, fue asesinado por sus plagiarios que resultaron ser sus amigos El cadáver de López Canto fue hallado con un balazo en el cuerpo el 12 de octubre de 1994 en la hacienda Opichen Los secuestradores pedían tres millones de pesos, pero los familiares sólo pudieron juntar un millón y a pesar de entregar el rescate, Canto fue asesinado Años después fueron aprendidos cuatro de los cinco secuestradores, los cuales purgan sentencia en el Cereso de Mérida

Comentarios