Pide HRW investigar detenciones arbitrarias en la Cumbre de Guadalajara

viernes, 16 de julio de 2004
* Envía una carta al gobernador Ramírez Acuña * Demanda castigo a policías responsables Washington, 15 de julio (apro) - La organización Human Rights Watch (HRW) pidió el gobierno del estado de Jalisco investigar los arrestos arbitrarios de manifestantes que se dieron durante la celebración de la Cumbre de Guadalajara, el pasado mes de mayo En una misiva dirigida al gobernador de Jalisco, Francisco Ramírez Acuña, HRW exige una pesquisa exhaustiva de las denuncia por detenciones arbitrarias, tratos inhumanos y torturas que sufrieron las personas detenidas después de la marcha que se realizó en la ciudad el pasado 28 de mayo, durante la pasada Cumbre internacional que se celebró en la llamada perla tapatía "La manifiesta y prolongada conducta abusiva de los policías contra los manifestantes en Guadalajara permite suponer que contaban con anuencia en algún nivel de mando de las fuerzas de seguridad", dijo José Miguel Vivanco, director Ejecutivo de la División de las Américas de HRW La organización defensora de los derechos humanos, asegura que tiene "informaciones confiables" que le han hecho llegar los detenidos, sobre la brutalidad policial y otros abusos a los que fueron sujetos de parte de los agentes de seguridad al momento de interrogarlos y obligarlos a hacer confesiones incriminatorias "Si el gobernador Ramírez Acuña está comprometido con el mantenimiento de la ley y el orden público en su estado, debe asegurarse que la brutalidad policial y las detenciones arbitrarias sean exhaustivamente investigadas y los responsables, sancionados", agregó Vivanco luego de dar a conocer el envió de la carta Los acontecimientos denunciados se realizaron el viernes 28 de mayo, cuando miles de personas salieron a las calles de Guadalajara en señal de protesta contra la Tercera Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de América Latina, el Caribe y la Unión Europea Las denuncias de abuso sostienen que un grupo de manifestantes se separaron de la marcha y se enfrentaron con la policía antimotines, al parecer arrojándoles piedras, botellas y palos La policía respondió con gases lacrimógenos y empezó a detener a los manifestantes Después de que terminó la marcha, la policía realizó una redada en los alrededores del lugar de la protesta, deteniendo a personas que se encontraban sentadas en parques públicos, en autobuses, caminando por las calles o cuando eran atendidas en la clínica de la Cruz Roja Funcionarios oficiales informaron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) que fueron capturadas 111 personas De ellas, 59 fueron puestas en libertad sin cargos durante las siguientes 24 horas Los demás estuvieron privados de la libertad durante el fin de semana Por ello, se han formulado cargos contra 49 personas por supuesta participación en los disturbios De este grupo, 19 aun permanecen en prisión "Evidentemente las autoridades del estado de Jalisco tienen el deber de investigar a quienes hayan violado la ley durante los disturbios del 28 de mayo Sin embargo, la policía estatal y otros funcionarios también tienen el deber de respetar los derechos fundamentales de los detenidos de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos y la Constitución de México", sostiene la carta que envió HRW a Ramírez Acuña

Comentarios