Disminuye en cinco años número de niños trabajando

sábado, 17 de julio de 2004
* Un estudio del DIF y la Unicef revela que, a la par, se han acentuado la pobreza y la drogadicción Guanajuato, Gto , 16 de julio (apro)- Aunque disminuyó su número con respecto a 1997, se han acentuado problemas como la pobreza y la drogadicción entre los niños, niñas y adolescentes que trabajan a lo largo del territorio nacional, según se desprende del segundo estudio de cien ciudades efectuado en este grupo de población, que reveló que al año 2002 había por lo menos 95 mil menores trabajadores Además, el estudio confirma que la edad de ingreso al trabajo “sigue siendo menor a la permitida por la legislación internacional y nacional, que es de 14 años de edad” Y que crece el número de niñas que trabajan El estudio, efectuado por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), mostró que el estado de Guanajuato está entre las diez entidades con mayor número de menores trabajadores (poco más de 5 mil), y que la ciudad de León es la cuarta del país por la magnitud de esta problemática Presentado esta semana por funcionarios del DIF nacional y del estatal, el estudio es el segundo en su tipo que se efectúa entre 1997 y el año 2002 Los resultados fueron procesados durante el año pasado, y ahora se está dando a conocer en todo el país con el fin de “garantizar el derecho a un desarrollo integral por parte de las niñas, niños y adolescentes mexicanos que trabajan en las ciudades del país”, así como “sensibilizar a la opinión pública sobre el tema y continuar impulsando una cultura de promoción y protección de los derechos de la infancia…” En el estado, las ciudades donde se realizó el estudio fueron Guanajuato, León e Irapuato En la capital se registraron 518 menores trabajadores; en León el número fue de 3 mil 555, mientras que en Irapuato fue de 951 No obstante, se aclara que el comparativo no incluye al Distrito Federal, puesto que el gobierno de esa ciudad realiza su propia encuesta en otros periodos Con esta perspectiva, se tiene que Monterrey, Guadalajara, Tijuana, León, Puebla y San Luis Potosí son las ciudades con el mayor número de menores trabajadores Por estados, Nuevo León es el que tiene el mayor número (siempre sin incluir al Distrito Federal); luego están Jalisco, Estado de México, Baja California Norte; Puebla, Guanajuato, Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí y Michoacán Si bien se concluye que disminuyó el número de menores trabajadores --con respecto a 1997, en el que se detectaron cerca de 115 mil menores--, hay otras situaciones y circunstancias que se han agravado en su entorno Los trabajos más socorridos son los de “cerillo” (empacador); vendedores ambulantes, ayudando como cargadores, limpiaparabrisas, boleros o pepenadores, y pidiendo limosna; destinan sus ingresos a comprar ropa, comida, útiles escolares, a los amigos y la diversión, a comprar cigarros, al pago de rentas, o a la compra de drogas o alcohol; La mayoría de los niños trabaja en promedio casi 6 horas al día, un poco menos que el tiempo registrado en el estudio de 1997 La gran mayoría de ellos reciben menos de un salario mínimo En las zonas marginadas de las ciudades, el tipo de actividad de los menores trabajadores ha sufrido algunos cambios de acuerdo con los resultados de los dos estudios: cada día, más niños y niñas trabajan en los centros comerciales o tiendas departamentales como empacadores, y cada vez menos lo hacen en la vía pública De todos modos, se reconoce que en su situación no se han podido superar las condiciones tan vulnerables y de pobreza que viven Sólo una pequeña proporción de los menores detectados en el estudio viven en la calle; la mayoría viven en sus casas De hecho, la mayoría de ellos aseguran que necesitan trabajar para ayudar a sus familias a mejorar en algo sus ingresos, fuera para cubrir necesidades básicas de todos los integrantes, o para mantenerse ellos o ayudarse en sus estudios Al menos dos de cada tres niños y niñas asisten a la escuela, primaria o secundaria, por lo que prácticamente “llevan una doble jornada, lo que afecta su rendimiento escolar y desarrollo integral” En cuanto a los patrones de comportamiento en materia de sexualidad o el posible uso de drogas, los resultados del estudio arrojaron que la mayoría de los adolescentes que trabajan iniciaron su actividad sexual entre los 14 y los 15 años, y son activos en este rubro Poco más de la mitad dijo cuidarse utilizando condón, pero casi el 30 por ciento de ellos no lo hace, ni ningún tipo de método preventivo de embarazos o enfermedades Por eso mismo, “los embarazos no deseados, los riesgos a contraer enfermedades de transmisión sexual y el ejercicio de la sexualidad en condiciones de vulnerabilidad, forman parte del escenario de la infancia trabajadora en las ciudades” También se sabe que el uso de drogas se ha incrementado, con respecto a los datos de 1997 Si en ese año se encontró que siete de cada cien niños y tres de cada cien niñas dijeron haber probado alguna droga cuando se hizo esa encuesta, en el 2002 se detectó que once de cada cien niños y cuatro de cada cien niñas ya lo estaba haciendo, además de que el uso de drogas aumenta conforme ellos y ellas van creciendo, principalmente del alcohol, la mariguana, el thiner, el resistol y el cemento

Comentarios