En 11 años han muerto 1,800 migrantes en su intento por cruzar hacia EU

viernes, 2 de julio de 2004
* El académico Urbano Reyes lamenta que EU no acepte su política migratoria México, D F, 1 de julio (apro)- Javier Urbano Reyes, académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, dijo hoy que, desde 1993, cuando Estados Unidos implementó la “Operación Guardián”, han muerto dos mil 800 migrantes en su intento por cruzar la frontera “A partir de los operativos del gobierno de ese país, se han dado múltiples violaciones, pues los migrantes no reciben información sobre sus derechos; no se les permite establecer comunicación con familiares o autoridades consulares; firman papeles en inglés sin la ayuda de un traductor; autorizan su salida voluntaria por vía de amenazas; se les priva de sus propiedades y se les separa de sus familias; sufren de hacinamiento y son deportados a altas horas de la noche”, afirmó “Al llegar a México son vulnerables ante la policía; reciben agresiones de las autoridades migratorias; son asaltados por bandas organizadas, y corren el peligro de sufrir una doble deportación hacia Centroamérica, al no portar documentos que acrediten su nacionalidad”, añadió Urbano Reyes dijo lo anterior durante la conferencia “Las redadas en contra de mexicanos en EU y sus implicaciones político-electorales” Sobre la colaboración entre ambos gobiernos en materia de migración, Urbano Reyes dijo que Estados Unidos no acepta negociar sus políticas públicas, pues a lo largo de la historia, esa nación ha diseñado de manera unilateral todos los programas, como el denominado “Bracero” Por ello, dijo, es difícil que en estos momentos tal situación cambie “Lo que se puede hacer es cabildear con los miembros de su Congreso y confrontar ideas Buscar que esta agenda sea permanente y no esté sujeta a eventos coyunturales, como los previos a las elecciones”, agregó El especialista advirtió que la capacidad para proteger a migrantes ha sido rebasada desde hace mucho tiempo, pues no se tiene la infraestructura suficiente para atender a los 300 mil o 400 mil connacionales que cada año buscan cruzar la frontera Por su parte, Martín Iñiguez Ramos, también académico de esa facultad, señaló: “En las últimas semanas, las redadas instrumentadas por el gobierno estadunidense contra los migrantes del sur de California, no sólo son una medida con visos de seguridad nacional, sino que poseen un mensaje electoral, cuyo propósito es recibir el voto del sector conservador de ese país” Dijo que actualmente viven en Estados Unidos 10 millones de mexicanos, de los que 55 son residentes legales y entre 35 y 45 millones no poseen documentos, e informó que, de acuerdo con cifras oficiales, de 600 a 2,500 migrantes han sido detenidos, sobre todo en ciudades como San Bernardino, Ontario, Pomona y Los Ángeles Afirmó: “La política del presidente George W Bush ha significado grandes fracasos, por lo ahora se encuentra en su momento más bajo en las encuestas y necesita reposicionarse” Según Iñiguez Ramos, “tres elementos permanecen en el ambiente de ese país: un posible ataque terrorista, que ocurra antes de la elección presidencial y que California sea uno de sus objetivos” Dijo que, por ello, “las autoridades de ese estado han dictado medidas restrictivas dirigidas sobre todo a los indocumentados Se estima que 90 por ciento de los detenidos en las redadas es de origen mexicano Es decir, el objetivo son los connacionales porque representan la primera gran minoría en esa jurisdicción “Además, esas disposiciones se aplican en ciudades donde se trafica con documentos oficiales para trabajar en ese país, como el social security Por ello, uno de los principales dilemas del gobierno californiano es otorgar licencias de manejo a los indocumentados, ya que ello significaría de manera tácita la estadía de los mexicanos”, agregó Iñiguez Ramos señaló: “Con un solo día que dejaran de trabajar los mexicanos en California, habría una crisis de cientos de millones de dólares en sectores como servicios y agricultura, entre otros” Afirmó que existen cerca de 37 millones de latinos en Estados Unidos, que equivalen al 125 por ciento de la población estadunidense, y explicó que, en 1980, la población nacida en Estados Unidos representaba el 80 por ciento del total; para 1990 sólo era el 64, y para 2000, del 609 Es decir, más del 40 por ciento es extranjero y la mayoría de origen mexicano Agregó: “En Estados Unidos hay una mafia internacional de ‘polleros’, los cuales ganan entre 2 mil 500 y cinco mil dólares por persona Se calcula que, después del narcotráfico, es la segunda gran generadora de ganancias es el internamiento de seres humanos”

Comentarios