Encubre gobierno de BC violaciones a derechos humanos: CEDHO

miércoles, 21 de julio de 2004
* Cerca de 70 mil oaxaqueños que trabajan en campos de Ensenada viven en condiciones de esclavitud, denuncia Oaxaca, Oax , 20 de julio (apro)- Pese a que en los campos de Ensenada, Baja California, hay cerca de 70 mil oaxaqueños que viven en condiciones casi de esclavitud, el gobierno de esa entidad no sólo se niega a atender las graves violaciones de derechos humanos de los migrantes, sino que encubre esas condiciones, denunció el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Oaxaca (CEDHO), Sergio Segreste Ríos Debido a estas “omisiones y hasta complicidades” del gobierno de Baja California, la CEDH de Oaxaca demandó la inmediata intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que emita una nueva recomendación con el propósito de que esta situación se atienda de manera inmediata Consideró urgente que se diseñen políticas públicas que atiendan el problema de la violación a los derechos humanos de los trabajadores oaxaqueños migrantes en esa zona, que son tratados casi como esclavos y no reciben una remuneración justa a su esfuerzo Segreste Ríos recordó que en mayo del 2003 la CEDHO presentó una queja en donde se comprueba que la situación de jornaleros que emigraron a los campos agrícolas de los valles de San Quintín y Maneadero, sigue siendo deplorable y violatoria de sus derechos humanos Recalcó que por esta queja, la Procuraduría de los Derechos Humanos y de Protección Ciudadana de Baja California documentó la terrible realidad que enfrentan cerca de 70 mil oaxaqueños que trabajan en los campos de Ensenada y emitió una recomendación; sin embargo, nada se ha hecho al respecto El ombusdman de Oaxaca manifestó que durante el recorrido que realizó en días pasados por esa entidad pudo apreciar y constatar que las autoridades del gobierno de ese estado han hecho oídos sordos a la recomendación emitida por la Procuraduría de los Derechos Humanos y Protección Ciudadana de Baja California Dijo que es verdaderamente lamentable observar a hombres, mujeres y niños viviendo en condiciones inhumanas, casi de esclavitud, trabajando jornadas de más de ocho horas y expuestos a fertilizantes y pesticidas que vulneran cada vez más su salud, mermada de por sí por la precaria alimentación y nula protección social por parte de los dueños de los campos agrícolas Puntualizó que la violación a los derechos económicos, sociales y culturales de los miles de triquis, zapotecos y mixtecos que hacen producir los campos del norte del país, está siendo desatendida, e incluso encubierta por el gobierno de esa entidad Agregó que varios de los propietarios de esos centros de trabajo actualmente son candidatos a diputados y presidentes municipales, sin que nadie los obligue a cumplir con sus responsabilidades de ofrecer a sus trabajadores condiciones de vida aceptables y las prestaciones de ley a las que tienen derecho También destacó el descuido total y las condiciones precarias en las que se encuentran los oaxaqueños en esa entidad, la falta de salud, de educación, de atención al desarrollo social que afectan principalmente a niñas, niños y mujeres Explicó que luego de la visita realizada –acompañado del actual Procurador de los Derechos Humanos de Baja California-- y ante la evidente desatención e incumplimiento de las autoridades gubernamentales, ha solicitado la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para que emita una nueva recomendación con el propósito de que esta situación se atienda de manera inmediata

Comentarios