Cabal y Domínguez de la Huerta: El regreso

miércoles, 28 de julio de 2004
* Pese a su negro historial de fraudes, los gobiernos federal y tabasqueño les dieron apoyo * Obtendrán 5 mdd para exportar banano a la UE; el dinero será respaldado con propiedades de productores que se sumen al proyecto Villahermosa, Tab , 27 de julio (apro)- Pese a una historia de fraudes, el Grupo Diamante (GD), en sociedad con el exbanquero Carlos Cabal Peniche, cuenta con apoyo del gobierno federal y estatal para conseguir e invertir 5 millones de dólares en licencias y permisos para exportar banano a la Unión Europea El dinero será respaldado con propiedades de productores de plátano que se sumen al proyecto, reveló el empresario Álvaro de Jesús Domínguez de la Huerta, presidente del GD, quien en agosto del año 2000 desapareció de Tabasco dejando una estela de fraudes a proveedores, empleados y prestadores de servicios por alrededor de 30 millones de pesos Expuso que el GD concreta una alianza con Cabal Peniche para adquirir las licencias y permisos de exportación en un plazo de 30 a 45 días “con respaldo del gobierno federal y estatal”, por un monto de 5 millones de dólares A principios del año en curso, el secretario de Fomento Económico del gobierno estatal, Tomás Yáñez Burelo, elogió el retorno de Cabal Peniche a los negocios en Tabasco y ubicó sus proyectos de inversión como “ejemplos a seguir por el gobierno estatal” En agosto del año 2000 Domínguez de la Huerta huyó de Tabasco tras dejar deudas por 30 millones de pesos como presidente de la Corporación Empresarial Diamante (CED) que, luego del encarcelamiento de Cabal en Melbourne, Australia, en 1999, se hizo cargo de las fincas bananeras San Carlos, San Luis, Santa Teresa, San Fernando, La Asunción, La Esmeralda y Argentina que el exbanquero aún conserva en Tabasco y Pichucalco, Chiapas La CED se constituyó en 1997 cuando el exbanquero andaba prófugo de la justicia mexicana y se encontraba suspendido de su capacidad jurídica para efectuar actos de traslado de dominio, razón por la cual sus propiedades no podían ser enajenadas, ni adquiridas Sin embargo, en marzo de 1997 Cabal Peniche --sujeto entonces a 17 juicios mercantiles, civiles, penales y fiscales– trasladó el dominio de las referidas fincas a socios de CED, encabezados por Domínguez de la Huerta, según la escritura pública del 6 de marzo de ese año, de la cual dio fe el notario público 107 del Distrito Federal, Maximiliano Ortiz Salinas Con esas fincas, la CED creó en Teapa, Tabasco, la plantación Diamante I, con superficie de 217 hectáreas; y en Pichucalco, Chiapas, tres más denominadas Diamante II, de 225 hectáreas; Diamante III, de 330 y Diamante IV, con 450 hectáreas Luego de explotar cuatro años las fincas bananeras de Cabal Peniche, Domínguez de la Huerta desapareció de Tabasco dejando una estela de fraudes Estafó el empresario Miguel Ángel Márquez Parra, propietario de la empresa Agrotecnia 2000, quien recibió 13 cheques por más de 2 millones 642 mil pesos para pagarse entre el 19 de marzo y el 2 de abril de 1998, los cuales finalmente resultaron sin fondos de la cuenta 100477-6 de Bancomer, Villahermosa A la empresa Hiperquimia, Domínguez de la Huerta le reconoció en febrero de 1998 un adeudo por 2 millones 100 mil pesos que nunca pagó, pese a que había firmado un protocolo notarial de reconocimiento de adeudo En este caso, la deuda reconocida había sido contraída por la empresa denominada Grupo Bananero del Sur, SA de CV, filial de la CED A la empresa Papel Cartón y Derivados, SA de CV, le dejó de pagar más de un millón 700 mil pesos desde marzo de 1998, a la que, incluso, le extendió una póliza del adeudo falsa En junio de 1999 la empresa quiso hacer valedera la póliza de la Afianzadora Insurgentes, la cual resulto apócrifa Por un adeudo de 2 millones 688 mil pesos, Domínguez de la Huerta entregó a la empresa RCM Ingeniería Agrícola, SA de CV, varios vehículos que también eran garantía por adeudos con otros proveedores A Tamex (Tecnica Agrícola México, SA de CV) no le pagó 100 mil dólares; de igual manera a Fertilizantes y Agroquímicos le estafó más de 350 mil pesos A la empresa Zéneca Agroquímicos más de 900 mil pesos y a la Cartonera Querétaro, SA de CV, más de 400 mil pesos; a Distribuidora Agrícola Mexicana, SA de CV, 480 mil pesos; a Agroinnovación, SA de CV, casi un millón de pesos y al Capitán José Gabriel Pérez Esquinca, de Aerofumigaciones “Jorge Efraín”, SA de CV más de 800 mil pesos Todos ellos se quedaron con cheques, pagarés, actas notariales de reconocimiento de adeudos o contratos firmados por Domínguez de la Huerta o alguno de los funcionarios de sus empresas Nunca les cumplieron A los bananeros, transportistas, dueños de bodegas en centrales de abasto y hasta a las aseguradoras le quedaron debiendo, como es el caso de César Islas Nava, a quien le estafaron más de 900 mil pesos De acuerdo con diversas informaciones periodísticas, entre 1995 y el año 2000, Carlos Cabal, Domínguez de la Huerta y socios crearon más de 20 empresas fantasmas para turbios negocios Destaca el caso de Expobana, SA de CV, sociedad mercantil constituida el 16 de octubre de 1996, según la Escritura Pública 29,003, Volumen 400 de la Notaría 107 del Distrito Federal, dos años después que Cabal se diera a la fuga con su cuñado Marco Passini Bertrán La empresa surge para diversas transacciones, todas ilícitas, entre ellas, la compra de predios a Cabal mismo y a Marco Passini Beltrán Uno de esos predios, comprado por Expobana, SA de CV, le fue vendido por María del Carmen Mézquita Ochoa, secretaria particular de Cabal y Ricardo Javier Armas Arroyo, socio del exbanquero, cuando ella se encontraba prófuga y él encarcelado en el Reclusorio Oriente de la Ciudad de México, según la Escritura Pública 3,800 del Volumen LXXIV de la notaría 1 de Tacotalpa, Tabasco Otro de los predios que autoadquiere Expobana para concentrarlos en manos de los socios de CED es vendido por Marco Passini Beltrán estando prófugo, el 26 de junio de 1997, según escritura número 3,803 protocolizada en la notaría antes mencionada De esa forma, predios y fincas que originalmente eran de Cabal fueron trasladados a otros socios de él por medio de apoderados generales, los cuales, luego de cinco o seis traslados de dominio, los vuelven a adquirir para concentrarlos como propiedades de empresas de las que ellos mismos eran los principales accionistas No obstante su negro historial, Domínguez de la Huerta reapareció en Tabasco en mayo del año pasado, a la cabeza de la empresa “Banaplus, Grupo Diamante” que sustituyó al Grupo Empresarial Diamante (GED) Un mes después, Cabal Peniche anunció en Tabasco que retomaba sus negocios, principalmente el de la exportación de plátanos, donde el ex banquero inició su imperio financiero a principios de los años noventa Ahora, cuentan con aval del gobierno federal y estatal para disponer de cinco millones de dólares para exportar plátanos a la Comunidad Europea

Comentarios