Cambian Kerry y Edwards estrategia de campaña

miércoles, 28 de julio de 2004
* Dejan a un lado los temas sociales; toman el ataque directo contra Bush * La seguridad, la restauración de credibilidad y respeto internacional, entre los temas que abordarán Boston, 27 de julio (apro) - Los estrategas electorales y políticos de la campaña presidencial de los senadores John Kerry y John Edwards, impusieron una nueva agenda de debate en la Convención Nacional del Partido Demócrata que se celebra en Boston, dejando de lado los tradicionales temas sociales del partido y asumieron una posición de ataque directo al presidente republicano George W Bush, basada en la seguridad, la restauración de credibilidad y respeto en la arena internacional para Estados Unidos Luego de que las principales figuras políticas del partido demócrata, Bill Clinton, Al Gore, Jimmy Carter y Hillary Rodham Clinton, entre otros, definieran los parámetros de críticas a la Casa Blanca y Congreso dominado por los republicanos, a Kerry y a Edwards sus estrategas les impusieron la necesidad de presentar una propuesta política diferente, enfocada a combatir al terrorismo internacional sin pisotear los derechos civiles y con un poder de conversación, cooperación y negociación con otros países En Boston, los más de 10 mil asistentes a la Convención, entre ellos los más de 4 mil 500 delegados, se muestran complacidos con la idea de reencaminar la campaña electoral atacando a Bush por el flanco de la seguridad nacional, el antiterrorismo y la reestructuración económica, pero sin el unilateralismo e imposición de medias radicales, como la llamada "acta patriótica" que viola los derechos civiles de los estadunidenses, y que ha caracterizado al gobierno de Bush y a la agenda política de los republicanos en el Capitolio Las cicatrices que dejaron en la sociedad estadunidense los ataques terroristas del martes 11 de septiembre de 2001 a Nueva York, Washington y Pensilvania, obligan a Kerry y a Edwards a asumir una plataforma electoral de críticas y ataques directos a Bush, más que un perfil dedicado a hacer ofrecimientos de mejora en el ámbito social, que era la principal característica de las campaña presidencial del Partido Demócrata En la segunda jornada de la Convención Nacional de Boston, los oradores que subieron el podium a apelar por el voto para su dupla presidencial, hablaron poco de la situación económica del país bajo el gobierno de Bush La pérdida de 22 millones de empleos durante los más de tres años que lleva Bush al frente de la presidencia, es un asunto sesgadamente mencionado en la Convención; la misma situación se ha dado en el tradicional argumento demócrata por la búsqueda de una mejorara en el sistema del seguro social y los planes para contar con un programa de salud Hillary Clinton apenas los subrayó a la mitad de su discurso cuando habló ante los delegados la noche del lunes "No podemos distraernos, si queremos ganar la presidencia, tenemos que pegarle a Bush y a los republicanos en su punto débil, la inseguridad del país ante cualquier amenaza terrorista, por eso la gente busca una nueva opción", dijo John Podesta, quien fuera jefe de gabinete de la presidencia de Clinton, y actual asesor político de Kerry Los casi cinco mil delegados que el miércoles aceptarán la nominación de Edwards como candidato a la Vicepresidencia y un día después la de Kerry a la Presidencia, también aceptan la idea de que para recuperar la Casa Blanca que perdieron en 2000, deben actuar con más astucia y malicia política En Estados Unidos no existe un solo analista político que no vaticine una elección presidencial cerrada el martes 2 de noviembre, que podría ser definida por los votos electorales de tres estados que han sido los más dañados por la pérdida de empleos, Ohio, Wisconsin y Michigan En estas tres entidades en donde los encuestadores no logran registrar la tendencia política de los electores, Podesta asegura que Kerry y Edwards, una vez concluida la Convención de Boston, acusarán a Bush de haber descuidado el factor económico por darle énfasis a la lucha contra el terrorismo y a la Guerra contra Irak y eso les ayudará a ganar "Sólo necesitamos que Kerry les explique a los que han perdido sus empleos y a los que están a punto de perderlos, que Bush maneja un gobierno irresponsable con una agenda que no puede mirar al interior del país porque está demasiado ocupado en resolver las consecuencias de sus errores en la lucha contra el terrorismo y la guerra contra Irak", sustenta Modesta, quien en la Convención está dedicado a hablar con los delegados del partido para que ayuden a explicar y difundir por todo el país la nueva plataforma política de Demócrata En Boston está todo listo y preparado para que Kerry y Edwards tomen las armas de lucha política y salgan a desacreditar a Bush y a los republicanos, el reto de ambos será convencer a los electores y para eso ambos tendrán que hacer lo mejor de sí en materia electoral De Edwards hay pocas dudas de que no lo logre, es un buen orador y tiene carisma, pero Kerry, es un personaje político que, aunque es conocido por su patriotismo y heroísmo demostrado en la guerra contra Vietnam, también es percibido como un aristócrata acartonado y carente de esa personalidad que tiene Edwards y también el presidente Bush

Comentarios