Demócratas cierran filas en torno a candidatura de Kerry

miércoles, 28 de julio de 2004
* A una voz llaman a sacar a Bush de la Casa Blanca Boston, 27 de julio (apro) - En su segunda jornada la Convención Nacional del Partido Demócrata se unió en una sola voz y un solo llamado: "John Kerry tiene que ser el próximo presidente de Estados Unidos" Nuevamente los lideres políticos y morales de este partido, dijeron a los más de 10 mil participantes de la Convención en Boston, que salgan a las calles de todas las ciudades y poblaciones del país a promover a Kerry y a John Edwards, para que en las elecciones del próximo 2 de noviembre se conviertan en presidente y vicepresidente respectivamente "Los objetivos del pueblo estadunidense son tan altos como lo eran hace 200 años Si Estados Unidos está cayendo y no se puede alcanzar los ideales, no es porque necesiten ser reemplazados, es porque necesitamos reemplazar a nuestro presidente (George W Bush)", dijo el senador Ted Kennedy, a los miles de delegados y participantes de la Convención "John Kerry será el próximo presidente", acotó el senador, quien al igual que el candidato presidencial nació en el estado de Massachusetts Kennedy, además de ser el patriarca de la famosísima familia política estadunidense, es uno de los representantes más liberales del partido demócrata que ha dicho estar dispuesto a hacer todo lo que sea necesario para sacar de la Casa Blanca a Bush y todo su clan republicano, que desde enero de 2001 se apoderó del poder político en Washington En el segundo día de fiesta política del partido demócrata, el discurso del senador Kennedy fue el parteaguas no sólo para reclamar la Casa Blanca, sino también para destacar una agenda de gobierno enfocada a corregir todos los errores de política interna y exterior cometidos por Bush "Nuestra sociedad sigue sufriendo los mismos estragos de pobreza y salud que los republicanos y este presidente se han encargado de implantar en Estados Unidos… el sueño americano se está esfumando, necesitamos enviar a la Casa Blanca a John Kerry y a John Edwards", subrayó el famosísimo legislador Tom Daschle, el líder de la minoría demócrata en el Senado del Congreso federal, también se subió al estrado para apoyar a sus candidatos y para pedirle a los estadunidenses que se den cuenta de la crisis moral, política, económica y social que ha provocado Bush El cierre de la segunda jornada de la Convención de Boston le correspondió a Teresa Heinz Kerry, la multimillonaria esposa del candidato presidencial, quien habló en nombre de las mujeres y las minorías étnicas de Estados Unidos "Es tiempo que el mundo escuche la voz de las mujeres y de todos los inmigrantes que han sido ignorados por este gobierno", declaró la esposa de Kerry y posible próxima primera dama Como ya se había programado, a la esposa del candidato demócrata le tocó hablar de las promesas económicas y sociales de la plataforma política de la campaña electoral de su marido "John es un hombre que cree que podemos y debemos darle a cada familia, a cada niño y a cada persona de bajos recursos, un sistema de salud accesible, una buena educación y un país seguro Con John Kerry como presidente podremos y protegeremos a nuestra nación sin tener que sacrificar nuestras libertades civiles", acotó Otro de los oradores distinguidos fue el representante Richard Gephardt, a quien Kerry derrotó en las elecciones primarias de la lucha por la candidatura presidencial "Si nuestro país está perdiendo empleos, es por la mala administración económica y descuido deliberado del presidente (Bush), pero si queremos una nación próspera con empleos bien remunerados y la recuperación de los que se han perdido, debemos y tenemos la obligación de elegir a John Kerry como presidente de Estados Unidos en las elecciones del 2 de noviembre", puntilló Gephardt Howard Dean, otro de los aspirantes a la nominación presidencial de los demócratas que derrotó Kerry, quien era, además, al principio de la contienda al que se le consideraba como el más seguro ganador, por lo que a finales del año pasado y principios de éste señalaban las encuestas, al hablar ante los miles de asistentes a la Convención, apeló a la cordura de los electores para sacar a Bush de la Casa Blanca "No podemos seguir permitiendo que este presidente que nos ha llevado a una crisis de pérdida de credibilidad por sus políticas bélicas, nos siga asustando con advertencias de ataques terroristas, cuando debería estar aliando a las naciones para hacerle frente y en acciones coordinadas al terrorismo internacional Por eso necesitamos cambiar el ambiente político en Washington y elegir a John Kerry, y a John Edwards", subrayó Dean Calificado también como el líder del ala izquierdista del partido demócrata, el exgobernador del estado de Vermont añadió que es "una inmoralidad seguir tolerando a Bush en la Casa Blanca… cuando tenemos la opción de Kerry, un hombre que defiende los verdaderos principios e ideales de los estadunidenses… Soy Howard Dean y voy a votar por John Kerry", remató Una de las excentricidades y atractivos en la segunda jornada de la Convención de Boston, fue Ron Reagan, hijo del expresidente Ronald Reagan, quien falleció el pasado 5 de junio, y cuyos funerales fueron aprovechados por los republicanos para destacar a su exmandatario no sólo como a uno de sus ídolos, sino también como el presidente que de verdad defendió los intereses del pueblo de Estados Unidos Así, quedó todo listo para que este miércoles Edwards acepte oficialmente el respaldo de los más de 4 mil 500 delegados de su partido, para asumir oficialmente la candidatura a la Vicepresidecia, y el jueves, al culminar la Convención, Kerry sea abanderado como su candidato a la Presidencia y el hombre ideal para acabar con la dinastía política Bush

Comentarios