Korrodi y Creel, otro escándalo

viernes, 30 de julio de 2004
México, D F, 29 de julio (apro)- A falta de una videograbación, que ahora parece ser indispensable para documentar corruptelas, las palabras de Lino Korrodi adquieren singular importancia en lo que se perfila como un nuevo escándalo sobre el manejo ilegal de recursos que afecta ni más ni menos que al secretario de Gobernación, Santiago Creel, uno de los más sólidos prospectos presidenciales panistas A confesión de parte, relevo de pruebas, dicen los abogados Y eso es precisamente lo que significa el reconocimiento de Korrodi de haber transferido cinco millones de pesos a la campaña de Creel, en el 2000, cuando contendió por la jefatura de Gobierno del Distrito Federal (GDF) y que le ganó Andrés Manuel López Obrador Creel y la coalición que lo postuló, integrada por el PAN y el Partido Verde, no informaron al Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) de esa cantidad pagada a la empresa Visión Films, por el Fideicomiso para el Desarrollo y la Democracia, encabezado por Korrodi y Carlos Rojas Magnon, los operadores de los Amigos de Fox Con estos cinco millones de pesos, usados para la elaboración de spots de televisión, Creel rebasó el tope de gastos de campaña y se encuentra en el supuesto de haber cometido un delito, lo que lo convierte en presunto delincuente, igual que el caso de su compañero de partido Fernando Aboitis, jefe delegacional en Miguel Hidalgo Korrodi y Rojas Magnon, el hombre del oneroso menaje de Los Pinos, se negaron durante meses a declarar formalmente al respecto ante la autoridad, y fue una periodista, Carmen Aristegui, la que puso en claro el tamaño del asunto que, sin duda, debilita política y moralmente al responsable de garantizar el estado de derecho en México y que aspira a la candidatura presidencial panista en el 2006 El mediodía del miércoles 28, en su programa de radio, Aristegui puso al teléfono al presidente de la Comisión de Fiscalización del IEDF, Eduardo Huchim, y a Korrodi, quien aceptó que efectivamente entregó cinco millones de pesos a la campaña de Creel “Ahí están los cheques No puedo negar algo tan obvio Sería una grosería de mi parte Los cheques con número a nombre de Visión Films; incluso las copias de las facturas que por ahí salieron No lo podemos negar, están las pruebas palpables”, aceptó el financiero de la campaña de Fox, y cuyo trasiego de recursos ilegales le costó al PAN una multa de casi 361 millones de pesos, y al Partido Verde otra por 184 millones Creel, quien la víspera se había ufanado de que el IEDF no acreditó que rebasó los gastos de su campaña, ahora enfrentará el escándalo por las declaraciones de Korrodi, quien ha mantenido un rudo enfrentamiento con Diego Fernández de Cevallos, precisamente el protector del funcionario puesto ahora en entredicho La cifra de cinco millones de pesos es casi diez veces más de lo que recibió el experredista René Bejarano en dólares que le entregó el empresario Carlos Ahumada en el célebre video que detonó el escándalo que afectó a López Obrador y es, sin embargo, una cifra insignificante ante los millonarios gastos en la campaña de Fox y el desvío de Pemex a la campaña del priista Francisco Labastida, demostrados por el Instituto Federal Electoral (IFE) Igual que en el caso de Bejarano y Ahumada, que afectan a López Obrador, el nuevo escándalo alcanza a Creel, cuyos adversarios en el PAN, particularmente Felipe Calderón Hinojosa y Carlos Medina Plascencia, estarán dando brincos de gusto, mientras Fernández de Cevallos con seguridad enfrentará otra vez al controvertido Lino Korrodi Congruente con su discurso de hacer prevalecer el estado de derecho, Creel debe afrontar este episodio sin obstaculizar las investigaciones que impulse el IEDF y asumir las sanciones que resulten, en un litigio que seguramente llegará hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) Aun en el remoto caso de que el IEDF no reabra la investigación a partir de las revelaciones de Korrodi, los mexicanos asistiremos de todos modos a un escándalo político que involucra a otro de los prominentes aspirantes a suceder a Fox en la Presidencia de la República El otro es López Obrador Ante ello, Roberto Madrazo y los priistas más retrógrados, como quienes se aferran al poder en Oaxaca, están felices Creen que se les allana el camino al poder presidencial Pero priistas y panistas también tienen un pendiente que los involucra: los costos para los mexicanos del Fobaproa que pretenden sepultar y que representan, ni más ni menos, 18% del producto interno bruto (PIB) del país Ese sí es un escándalo, porque hipoteca el futuro de mexicanos Comentarios: delgado@procesocommx

Comentarios