Iyad Allawi, el servil

domingo, 4 de julio de 2004
Chiita, pero laico Odia a los islámicos radicales Fue un convencido cuadro del Partido Baas, hombre cercano a Saddam Hussein y luego líder de un partido de oposición en el exilio, es el nuevo “hombre fuerte” de Irak, Iyad Hashem Allawi, dice Proceso en su edición de este domingo 4 de julio Con doble nacionalidad: iraquí y británica Revindica públicamente y con orgullo su colaboración con la CIA estadunidense y el M16 (servicio secreto británico), la cual inició hace casi tres décadas, aunque es más discreto sobre sus contactos con los servicios sauditas de inteligencia Allawi, quien suele describirse a sí mismo como “un tipo durísimo”, afirma que fue agredido por matones a sueldo de Hussein, destaca el reportaje de Proceso que explica los motivos que distanciaron a Allawi del presidente iraquí y que, después de un año entero de recuperación, lo movieron a crear una red de opositores al régimen de Hussein y La Radio del Irak Libre en 1983 que transmitía desde Arabia Saudita Fundador de los mukhabarats (temibles servicios secretos iraquíes), Allawi movió cielo y tierra para convertirse en el primer ministro de Irak y tomar las riendas de su país gangrenado por la violencia, todavía ocupado, pero oficialmente “soberano” desde el 28 de junio Allawi busca apoyarse en las estructuras militares y de seguridad del antiguo régimen para gobernar con mano dura en el estrecho margen que le permite Washington Es, dicen en Irak, “un Saddam, pero sin bigote”, refiere el reportaje que publica Proceso en su edición de este domingo 4 de julio

Comentarios