Análisis Político: ¿Dónde está el piloto?

miércoles, 7 de julio de 2004
México, D F, 6 de julio (apro)- Casi indistintamente el perfil de todos los secretarios de Gobernación priistas era el de hombres duros, adustos, maestros en el manejo de la política, y de los subterráneos de ésta, siempre cuidadosos del protocolo y calculadores Cuando arribó al Palacio de Covián el primer secretario de Gobernación panista, Santiago Creel, su discurso era otro, siempre se negó a resolver, como sus antecesores, los conflictos con un manotazo en la mesa, y desde la fecha ha repetido, hasta el cansancio, la frase "la gobernabilidad democrática" para definir lo que él afirma es la actual forma de gobierno Ajeno a la solemnidad priista, Creel nos ha tenido tan acostumbrados a su frecuente imagen de charro, montando a caballo en algunos eventos, como ha sucedido en las cabalgatas de los gobernadores del noreste, lo mismo ha participado en algunos maratones buscando infructuosamente hilar frases relacionadas con "la carrera presidencial", o bien lo hemos visto abanderando escoltas de cualquier escuela capitalina, para lograr, una y otra vez, imágenes con la bandera de México Por eso hoy nos sorprende la ausencia de Creel de la escena pública, en especial después de la desnudez en la que dejó a Los Pinos el exvocero y secretario particular del presidente Vicente Fox, Alfonso Durazo, quien hizo pública una extensa carta en la que enumera sus diferencias con las tomas de decisión que tienen que ver con el mandatario y con la tozudez con que se ha manejado la ambiciosa pretensión de la primera dama de suceder a su esposo en la silla presidencial Y sorprende que Creel esté tan calladito, porque ha sido el primero que ha promovido la idea de que el gobierno foxista se defienda de la crítica opositora, y de no dejar de lado la oportunidad de recalcar su postura frente a los desencuentros con otras corrientes políticas, pues argumenta que de eso se trata la democracia Pero parece que este argumento no es válido ahora que uno de los hombres más cercanos a Fox decide hacer pública la magnitud de la descomposición que se vive en Los Pinos, a partir de la ceguera que provoca la ambición de poder Cuando menos el secretario de Gobernación decidió cambiar de opinión, y prefirió mantenerse al margen Incluso, no ha asomado mucho la cara públicamente, y este martes recibió en privado al fiscal para los Movimientos del Pasado, Ignacio Carrillo Prieto, y ha estado frecuentemente en Los Pinos Salta a la vista todo ello, sobre todo porque son dignas de ser recordadas las declaraciones de Creel, cuando criticó al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, porque éste acusaba al gobierno federal de estar detrás de los videoescándalos, incluso lo acusó de mentir Sobre todo ante la debilidad de las respuestas del titular de Gobernación sobre el turbio el papel de la Secretaría de Gobernación, en especial de su Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) en la trama de los videos que mostraron la corrupción en el círculo cercano a López Obrador Es inocultable, sobre todo cuando el delegado metropolitano del Cisen, sin duda el más influyente de los delegados de todo el país, participa de una sesión en la que se trama una acción a favor del enjuiciado Carlos Ahumada Luego, regresó con aquella frase lapidaria para López Obrador: "Las resoluciones se acatan, no se discuten", cuando se tocaba el tema del incumplimiento del gobierno capitalino en el litigio por el predio "El Encino", que llevó a la PGR a pedir juicio político contra el tabasqueño "Es simplemente el ineludible cumplimiento de la ley", recalcó Creel Al PRD también lo criticó porque maneja lo que llamó un "doble discurso", porque cuestionaban al presidente Vicente Fox y cómo se cobijaba a la esposa del presidente y su fundación Vamos México Frente a las críticas a los gobiernos corruptos, Creel recientemente tuvo que abrir su opinión a que sea auditada y esclarecida la situación de Vamos México No debe dejarse de lado que Creel es señalado como uno de los aspirantes del PAN a la Presidencia de México Aunque en semanas recientes Creel ha atenuado el tono de su discurso en el debate político con el gobierno capitalino y otros actores, es de considerarse que una nueva lectura del texto de renuncia de Durazo, sin duda, coloca a Creel como uno de los actores del elenco en el proceso de descomposición que se vive en el gobierno foxista; no es, por mucho un actor incidental, no es un actor circunstancial, ya que él mismo ha sido --junto con la PGR? ariete para desgastar, descalificar y aniquilar la figura de López Obrador Eso podría hacer entender su silencio sepulcral

Comentarios