Abre el PRI el debate rumbo a la privatización de Pemex

miércoles, 11 de agosto de 2004
* Fortalecería la presencia de empresarios en el Consejo de Administración * La paraestatal no se sujetaría a leyes de Obras Públicas y Adquisiciones * Retoma así la propuesta de reforma energética de Fox presentada por “elbistas” Guadalajara, Jal , 10 de agosto (apro)- El PRI abrió la discusión para privatizar Pemex, incluir a particulares en su Consejo de Administración, así como dotarlo de nuevas facultades, como el poder nombrar a los titulares del órgano interno de control, y no sólo eso, sino también excluir a la paraestatal de las leyes de Obras Públicas y Adquisiciones, así como a sus organismos subsidiarios La propuesta fue presentada por los diputados “elbistas” Oscar Pimentel y Jesús Vizcarra, e incluye modificaciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (LOAPF), la Ley Federal de las Entidades Paraestatales (LFEP), y la Ley Orgánica de Petróleos Mexicanos y sus Organismos Subsidiarios (LOPMOS) El tema fue propuesto y ninguno de los diputados se opuso a ella Además, el documento de iniciativas de reformas del sector energético incluye cambios en materia de gas natural e impulsar la industria de gas no asociado En el apartado denominado “Reformas para otorgar mayor autonomía a Pemex”, se hace hincapié en la reforma a la ley que regula Pemex (LOPMOS), en la que destacan los siguientes puntos: Primero, privatizar Pemex pero sólo para mexicanos, prohibiendo la participación de extranjeros y dotando al sindicato petrolero de una mayor participación: “Dividir en la LOPMOS el capital social de Pemex en dos series ‘A’ (representante de un porcentaje del capital) y la ‘B’ (representante del resto) Los derechos patrimoniales de los títulos representativos de la serie ‘B’ podrían ser afectados por el gobierno federal en favor de los mexicanos, con exclusión de los extranjeros “Se omitirían constancias para cada una de las acciones afectadas y nadie podría acceder a constancias por más de 005% del capital, con excepción del sindicato” El siguiente punto a destacar son los cambios en el Consejo de Administración, permitiendo la participación de particulares: “Modificar en la LOPMOS la composición del Consejo de Administración de Pemex, contemplando la inclusión de consejeros gubernamentales y de más consejeros independientes En la nueva composición del Consejo, el gobierno federal mantendría el control exigido en el artículo 25 constitucional y se respetaría el número actual de consejeros sindicales” Con esta iniciativa, el PRI estaría retomando la pretensión de Vicente Fox, quien al inicio de su gobierno incluyó en dicho Consejo de Administración la participación de particulares, como Carlos Slim o Harp Helú, misma que fue frenada en aquel momento por los propios priistas, pero hoy se haría realidad de ser votada a favor en el pleno de la fracción y luego en el pleno de la Cámara de Diputados Otro de los puntos importantes de la iniciativa priista es dotar de todas las facultades al Consejo de Pemex para adquirir y licitar obras para dicha paraestatal, sin la necesidad de que se sujete a la Ley Federal de Adquisiciones y Obra Pública: “Otorgar en la LOPMOS la facultad al Consejo de Administración de Pemex de dictar normas en materia de adquisiciones y obra pública, además de establecer excepciones a la licitación pública, y la no aplicabilidad de las leyes de Obras Públicas y Adquisiciones para Pemex y sus organismos subsidiarios” La iniciativa no para ahí, pues además le otorga al Consejo de Administración el poder nombrar a los integrantes del órgano de control interno de la paraestatal, y prevé la creación del “Comité de Auditoría”, recayendo la presidencia en los nuevos “consejeros independientes”: “Otorgar en la LOPMOS a los Consejos de Administración de Pemex y sus organismos subsidiarios, la facultad de nombrar a los titulares de los Órganos Internos de Control, y adscribir dichos órganos a la esfera de los Consejos; y “Ratificar en la LOPMOS la existencia del Comité de Auditoría del Consejo de Administración de Pemex, con tres integrantes, previendo que su presidencia estaría encargada a uno de los dos consejeros independientes, y que éstos formarían mayoría en el seno del Comité” En cuanto al área de energía eléctrica, la iniciativa considera modificaciones para ampliar las facultades de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para dicho sector eléctrico y el del mercado de gas natural La idea es “analizar la conveniencia de conferirle atribuciones adicionales en materia de hidrocarburos a la CRE, particularmente en materia de gas natural” Y, finalmente, se propone analizar nuevos mecanismos jurídicos para “impulsar la industria del gas, particularmente no asociado, y con ello contribuir a incrementar la oferta energética propia en los próximos años”

Comentarios