Análisis político: AMLO, ataques que fortalecen

martes, 17 de agosto de 2004
México, D F, 16 de agosto (apro)- Es indiscutible A Andrés Manuel López Obrador no lo pueden “dar por muerto” en su carrera por el 2006, pues las acciones emprendidas desde el gobierno federal, el Partido Acción Nacional y el propio Partido Revolucionario Institucional le dan día a día “respiración” para que continúe vigente en sus aspiraciones El lunes de la semana pasada, el PRI decidiría, durante la reunión de la fracción parlamentaria en la Cámara de Diputados celebrada en Guadalajara, Jalisco, la suerte del jefe de gobierno capitalino, sin embargo, decidió aplazar su posición final y dejarla para otro mejor momento La precaución con que hoy el PRI se mueve en la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, organismo que se encargará de votar si procede el desafuero, y donde el tricolor tiene dos de los cuatro votos, tiene como eje la intervención de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Recordemos que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal había solicitado la intervención de la SCJN en este caso, sin embargo, en tan sólo cinco días, el ministro encargado del tema, Salvador Aguirre Anguiano, lo desechó Un recurso de revisión promovido por la propia Asamblea puso de nuevo a la SCJN como el organismo que decidirá en última instancia la suerte del jefe del GDF, aunque el nuevo ministro que tiene hoy en su poder el tema, José de Jesús Gudiño Pelayo, aún no tiene su dictamen Precavidos, y a sabiendas de que la Corte intervendría, el PRI decidió mover sus piezas con cautela y no asumir una posición hasta en tanto no resuelva en definitiva el Poder Judicial Esta semana, los panistas presuntamente decidirán sobre el tema, pero la lógica política sólo les puede indicar que hagan lo mismo que los priistas: no fijar su posición hasta en tanto no actúe la Suprema Corte Pero mientras los diputados del blanquiazul se ponen de acuerdo, desde el gobierno ya mueven las piezas para que Andrés Manuel López Obrador siga siendo motivo de notas periodísticas Un ejemplo: el jueves de la semana pasada, la Procuraduría General de la República (PGR) impugnó ante la Sección Instructora la petición del jefe de gobierno capitalino de solicitar la comparecencia de Vicente Fox y algunos miembros de su gabinete Por mayoría de votos, la Sección desechó la petición, pues ésta se basaba en notas periodísticas Y aunque se desechó la solicitud, el hecho quedó registrado como una acción más del gobierno foxista para impedir que López Obrador se defienda Quizá el procurador Rafael Macedo de la Concha sólo pretendió no involucrar más a su jefe, el presidente Vicente Fox, pero con su acción lo único que logró fue evidenciar aún más la preocupación del gobierno federal y del PAN por la popularidad del mandatario capitalino La Sección Instructora recibió otra petición singular: la solicitud de todo el expediente, los pro y contra, para que sirvan de apoyo al ministro Gudiño Pelayo que hoy tiene el caso en sus manos El hecho de que la Suprema Corte no tenga un fecha fatal para decidir sobre el caso, hace que tanto PRI como PAN se replieguen en sus ataques hacia el jefe del GDF y, por prudencia, no se muevan hasta en tanto se resuelva el caso Porque en gran aprieto quedaría el PRI en caso que decida desaforar a López Obrador y luego la Suprema Corte determine que no procede, que no hubo delito que perseguir Lo mismo le pasaría al PAN Lo que no se entiende es si los partidos guardan prudencia, por qué el gobierno sigue cometiendo error tras error, como el pedir se desechara la petición de López Obrador para que comparezca Vicente Fox Falta de habilidad política, quizá Sea como sea, lo que decidan los diputados panistas en Morelos, donde se reúnen para fijar su agenda legislativa, será motivo para seguir manteniendo al jefe de gobierno capitalino en los reflectores, y que el tema de su posible desafuero siga ocupando las primeras planas de los diarios

Comentarios