Regresa el "Rey Midas" a Campeche

jueves, 19 de agosto de 2004
* Carlos Cabal firma con cooperativistas del estado para exportar miel * Asegura que fue presa de una persecución política; pide que lo dejen trabajar Campeche, Cam , 18 de agosto (apro)- Casi exonerado de los 20 cargos que se le imputaban, el exbanquero tabasqueño Carlos Cabal Peniche, “El Rey Midas”, regresa por sus fueros al mundo empresarial Entrevistado en un receso de la reunión de negocios que tuvo esta tarde con la directiva de la sociedad cooperativa Miel y Cera de Campeche, donde celebró un contrato para exportar miel a Bulgaria, el “empresario modelo” de los primeros años del sexenio salinista, comentó que durante los siete años que estuvo fuera del país estuvo consciente de que enfrentaba una persecución política “El presidente (Carlos) Salinas se interesó mucho por desarrollar el sureste, por eso convoqué a un grupo de empresarios para participar en la compra del banco (Unión) Posteriormente, hubo cambios de política, el último año del presidente Salinas fue muy desafortunado y, como muchas veces ha pasado en México, a alguien escogen de chivo expiatorio y lo persiguen, he tenido más de 20 cargos y los he librado todos”, explicó ufano --¿Ya la libró? --Todavía estamos ahí terminando lo último --¿Por qué usted? ¿Tuvo alguna diferencia con Ernesto Zedillo? --No, ninguna, absolutamente ninguna Cuando yo me fui del país era candidato apenas Ernesto Zedillo No, no tuve ninguna diferencia con él; pero simplemente yo creo que la inercia hizo que a la gente que rodeaba a Ernesto Zedillo se le hiciera fácil echarle a otros la culpa de todo el desastre financiero que armaron ellos Entonces escogieron ‘vamos con este banco’ “¿Qué era Banco Unión? Era un banco muy chico interesado en el sureste y el desastre financiero implicó a todos los bancos, sin embargo, escogieron uno, dos o tres bancos, estos son los culpables, cuando era mínimo lo que esos bancos tuvieron de problemas Entonces intervinieron los bancos, los administraron y ellos hicieron los quebrantos, entonces sí verdaderamente era una persecución, y escogieron a dos o tres gentes que” --¿El “Rey Midas” regresa por sus fueros? --No, no Realmente lo que quiero es terminar y dedicarme a trabajar, que me permitan trabajar Siempre he sido exportador Nunca he sido ‘Rey Midas’ ni mucho menos; siempre me he dedicado a la exportación, desde camarón, aquí en Campeche, hasta madera, cuando hicimos la planta de parquet Corcab, Maderas Laminadas, que ahí la tenemos y espero pronto poder abrirla Ahora se presentó la oportunidad de la miel --Resurge --Tenemos que trabajar, tengo una familia y tengo que ocuparme de ella Entonces estamos tratando de trabajar, tratando de exportar, principalmente en labores agrícolas, a lo que siempre me he dedicado, no hay nada nuevo con eso Todo eso del “Rey Midas” yo creo que fue un mito Gracias a Dios he podido ir saliendo de todas esas acusaciones y cargos; y espero ya terminar con ellos pronto --¿Perdió mucho dinero con este problema? --Por supuesto, mucho dinero --atajó --¿Podríamos hablar de números? --No lo podría cuantificar Le puedo decir que las empresas en las que yo estaba involucrado generaban 50 mil empleos en 1994, ahora que reanudamos lo del plátano estaremos empleando a unas mil 500 personas… --Se dice perseguido ¿Quién cree que pudo desatar la persecución en su contra? --Son momentos y circunstancias desafortunadas, sucedió y hay que enfrentarlo Gracias a Dios he podido ir saliendo de todas esas acusaciones y cargos, y espero ya terminar con ellos pronto --¿No se le dificulta ahora hacer negocios? --Desde luego En el sureste no tanto, porque la gente me conoce hace muchos años En otras partes del país se quedan con la imagen de que fue culpa nuestra lo del desastre financiero del 95, pero creo que ya la gente poco a poco se ha ido dado cuenta de que no fue culpa nuestra --¿A quién culpa? --Es muy difícil saberlo, sé que se inició en el último año de Salinas y que continuó en los seis años de Zedillo --¿Algún enemigo? --No quisiera yo pensarlo Creo que todas las personas que estuvieron en su momento a cargo de las persecuciones, de las fiscalías se dieron gusto inventando cargos, pero bueno, son cosas que pasan, hay que afrontarlas --¿Cree que se le causó un daño moral? --Creo que sí, pero creo que está superado --¿Se puede cuantificar? --No, es muy difícil

Comentarios