Confirman práctica de sadismo de soldados de EU en Irak

miércoles, 25 de agosto de 2004
* Rumsfeld y otros jefes del Pentágono, corresponsables de violaciones a derechos * Extremismo en métodos de interrogación a prisioneros, concluye comisión * Preocupa a la Casa Blanca el impacto de las revelaciones de cara a la campaña de Bush Washington, 24 de agosto (apro) - Por la negligencia e indiferencia de Donald Rumsfeld, secretario de Defensa, y de jefes militares y civiles del Pentágono, los soldados estadunidenses --a cargo de la prisión Abu Ghraib en Irak-- practicaron el sadismo y otros actos inhumanos sobre los presos que estaban a su cargo, concluyó la Comisión Independiente a cargo de la investigación sobre violaciones a los derechos humanos cometidos en la prisión James Schlesinger, exsecretario de Defensa y jefe de la comisión, explicó en su reporte que pese a que la máxima responsabilidad recae en los jefes militares apostados en Irak, Rumsfeld y otros jefes del Pentágono también son corresponsables de las violaciones a los derechos humanos cometidas por los soldados estadunidenses en Abu Ghraib En términos específicos, las conclusiones de la Comisión Independiente responsabilizan a Rumsfeld de crear un “ambiente de confusión” entre los soldados estadunidenses en Irak, al definir “estándares extremistas” para los métodos de interrogación a los prisioneros de Abu Ghraib, con el único propósito de sacar “información de inteligencia” a los exmiembros del gobierno de Saddam Hussein, llevados a la famosa prisión “Los abusos no fueron fallas exclusivas de los individuos que cumplían con estándares desconocidos, las fallas son de unos cuantos líderes que no supieron aplicar las disciplinas apropiadas”, señala una de las conclusiones de la Comisión Independiente que dio una conferencia de prensa para dar a conocer públicamente su reporte Sobre la degradación sexual y el trato inhumano que dieron los soldados estadunidenses a los prisioneros de Abu Ghraib, la Comisión Independiente destaca que estos actos son la muestra del “sadismo y brutalidad” que se practicó contra los prisioneros iraquíes Schlessinger explicó que, tras analizar la información confidencial del Pentágono de lo que ocurrió en Abu Ghraib, entre noviembre y enero del 2003, y que se dio a conocer hasta abril de este año, la comisión encontró que las prácticas de sadismo contra los prisioneros iraquíes se concretaron en la noche, durante los cambios de guardia entre los celadores militares La negligencia de Rumsfeld, y de los jefes militares y civiles del Pentágono, demostró el desinterés y falta de liderazgo que el gobierno de George W Bush tiene frente al asunto del respeto de los derechos humanos de presuntos “prisioneros por prácticas terroristas”, como Rumsfeld calificó a los iraquíes poco después de la caída del régimen de Hussein Frente a las conclusiones de la Comisión Independiente, el Pentágono se mantuvo en silencio, mientras que en la Casa Blanca varios funcionarios expresaron su preocupación de que esto pudiera tener complicaciones para los planes de reelección del presidente Bush El presidente de la comisión aclara que él y sus colegas no encontraron ninguna prueba de que las torturas y todo tipo de violaciones a los derechos humanos que se cometieron en Abu Ghraib se dieron por órdenes directas de Rumsfeld o los jefes militares y civiles del Pentágono Sin embargo, sugirió que debe haber despidos entre los responsables indirectos, de entre los que destaca el nombre del general Ricardo Sánchez, quien al momento en que ocurrieron las violaciones de derechos humanos en Abu Ghraib, era el jefe militar estadunidense de más alto rango en Irak “Consideramos que el general Sánchez debió haber tomado acciones más fuertes en noviembre, cuando descubrió que había problemas entre los encargados de Abu Ghraib”, destaca otra de las conclusiones del reporte de la comisión En términos generales, los comisionados elegidos por el propio Rumsfeld destacaron que los abusos y los actos criminales cometidos por los soldados estadunidenses se dieron ante la falta de una guía para los interrogatorios de prisioneros iraquíes En la guerra unilateral que lanzó el año pasado el gobierno de Bush para acabar con Irak, los calificativos de actos inhumanos, crueles, terroristas y asesinos, fueron siempre para Hussein y todos los miembros de su régimen Los mismos términos ahora fueron usados en las conclusiones a los que llega la Comisión Independiente para hacer notar las violaciones de derechos humanos cometidas por los soldados estadunidenses en la prisión de Abu Ghraib

Comentarios