El fracaso foxista

domingo, 29 de agosto de 2004
Bajo responsabilidad del gobierno federal que encabeza Vicente Fox, el deporte olímpico nacional también se quedó esperando tiempos mejores La administración invirtió 800 millones de pesos anuales en el amateurismo y, solamente en este año, 190 millones de pesos en la delegación que viajó a Atenas, pero los resultados fueron peores que los obtenidos en Sydney, dice Proceso en su edición de este domingo 29 de agosto Aunque Nelson Vargas asumió la responsabilidad del “fiasco” de la actuación olímpica, el Tibio Muñoz --quien estuvo en Atenas como presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM)— manifestó: "Si hay fracaso en los Juegos Olímpicos, no será culpa del COM, pues nunca conocimos los planes de entrenamiento de los atletas" Y el presidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa), Mario Vázquez Raña, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), se mofó de Fox y de Vargas: “Se demostró que no todo es dinero” Y es que, transcurridos 12 días de competencia –de 16 en total--, la posición de México rondaba el lugar 50, por debajo de países con una mayor problemática económica y social, como Etiopia, Kenia, Indonesia, Zimbabwe, Bahamas, Jamaica, Irán, Camerún y República Dominicana El hecho es que la mayoría de los 114 atletas mexicanos estuvieron por debajo de las marcas establecidas por la Comisión Tripartita que conformaron el COM, la Conade y la Codéeme, destaca Proceso en su edición de este domingo 29 de agosto

Comentarios