México será prioridad para EU si Bush es reelegido

martes, 31 de agosto de 2004
* El Partido Republicano aprueba su plataforma política * Incluye la relación bilateral en el texto Nueva York, 30 de agosto (apro) - La política de dos caras con la que el presidente George W Bush ha manejado la relación con México, quedó denotada en la plataforma política aprobada por los casi cinco mil delegados que asisten a la Convención Nacional del Partido Republicano en Nueva York El documento, que antes de ser aprobado fue sujeto a decenas de enmiendas, considera que si Bush es reelegido en las elecciones del próximo dos de noviembre, la relación con México será una prioridad en la política exterior de Estados Unidos En lo que va su mandato, Bush ha demostrado su gran desdén por México, pese a las promesas que le hizo de todo lo contrario al presidente Vicente Fox Los ataques terroristas del martes 11 de septiembre de 2001 a Nueva York, Pensilvania y Washington, eliminaron de tajo a México y al gobierno de Fox de la lista de asuntos importantes y prioritarios de la agenda del mandatario estadunidense “Los republicanos creemos que es una alta prioridad nacional para Estados Unidos continuar construyendo una cooperación con México para garantizar una migración segura, ordenada y legal, para reducir los costos de las remesas y ampliar el acceso a los créditos de pequeños empresarios”, indica la Plataforma Política republicana En materia migratoria, la realidad de lo que promueve y defiende el Partido Republicano tanto en la Casa Blanca como en el Congreso federal, ha demostrado que Bush y su partido son los principales opositores a una reforma migratoria que daría residencia legal en Estados Unidos a varios millones de mexicanos que en calidad de indocumentados, viven y trabajan en ese país desde hace años El ejemplo más reciente de la hipocresía de Bush para con México y los inmigrantes mexicanos, fue su bloqueo en el Senado a la aprobación de un proyecto de ley que ya tenía los votos asegurados para su aprobación, y que pretendía crear un programa de trabajo temporal para 500 mil trabajadores agrícolas La misma propuesta de reforma migratoria de Bush que no se ha formalizado en proyecto de ley es otro ejemplo: ofrece empleo temporal por tres años a los inmigrantes indocumentados de México, pero después su deportación al cumplirse el trienio En el Congreso federal estadunidense, son los republicanos los más acérrimos y radicales enemigos de una reforma migratoria para regularizar el estatus de residencia en Estados Unidos de los trabajadores mexicanos indocumentados “Los republicanos también reconocemos que como una voz respetada en la región, México continuará siendo un socio vital para respaldar la democracia en el hemisferio, como lo han demostrado sus contribuciones a los asuntos regionales y multilaterales, como fue con el caso de Bolivia y Venezuela”, apunta el documento aprobado en Nueva York

Comentarios