Viejos, los datos de inteligencia de EU sobre terrorismo

miércoles, 4 de agosto de 2004
* Los informes sobre Bin Laden y Al-Qaeda, de antes del 11-S * Bush lanzó alerta sin tener evidencia concreta, denuncia la prensa Washington, 3 de agosto (apro) - La Casa Blanca aceptó que la advertencia de que Osama Bin-Laden y Al-Qaeda podrían realizar un ataque terrorista contra cinco instituciones financieras ubicadas en Washington, Nueva York y Nueva Jersey, está basada en información de inteligencia vieja, que data, incluso, de antes que ocurrieran los ataques del martes 11 de septiembre de 2001 Un día después que el presidente George W Bush declarara que Estados Unidos "es una nación en peligro" por su vulnerabilidad a los ataques y amenazas de Bin-Laden, a “ocho columnas” los diarios The New York Times y The Washington Post indicaron que la alerta que desató el domingo pasado el Departamento de Seguridad Interna, se basó en informes viejos, enfatizando también que el gobierno federal "no tiene evidencia concreta de que actualmente exista un complot terrorista" contra Estados Unidos El gobierno de Bush señaló a la sede de la Bolsa de Valores y al Citigroup Center, en Nueva York, como blancos de Al-Qaeda; en Washington la advertencia pesa sobre el Fondo Monetario Internacional (FBI) y el Banco Mundial (BM), mientras que en Newark, Nueva Jersey, la vigilancia se intensificó alrededor del edificio del banco Prudential Todo como consecuencia de documentos e información cibernética recolectada en 2000, 2001, 2002, 2003 y recientemente en enero de 2004, por parte de las agencias de inteligencia de Paquistán que, a cuentagotas, ha entregado al gobierno estadunidense, el que de inmediato se encargó de difundir la advertencia de un posible ataque terrorista "Es erróneo e irresponsable sugerir que (la advertencia) se basó en información vieja Cualquiera que mire los detalles y especificidad de esta información, alguna de la cual fue actualizada recientemente este año, y otra que tiene que ver con la sofisticación e historia de Al-Qaeda que conocemos, y por el flujo de información de inteligencia que recibimos sobre los deseos de Al-Qaeda de atacarnos en este verano u otoño, no podría llegar a una sugerencia irresponsable", declaró Scott McClellan, vocero de la Casa Blanca, en respuesta a los reportes a “ocho columnas” del Washington Post y el New York Times Desde el principio la advertencia del nuevo ataque terrorista se ligó a los intereses electoreros del presidente George Bush, tomando en cuenta que su gobierno la hizo dos días después que concluyera la Convención Nacional del Partido Demócrata en Boston, y que como resultado reflejó un aumento en la popularidad entre los electores de su candidato presidencial, el senador John Kerry Con la aceptación de que es vieja la amenaza contra las cinco instituciones financieras, no sólo se fortaleció la teoría de la conspiración electorera de Bush, sino también la noción de que su gobierno está queriendo amarrar el triunfo político sobre Kerry a través de la difusión de la política del miedo por el terrorismo La ultima encuesta del diario The Washington Post y la cadena de televisión ABC, encontró que como resultado de la Convención Demócrata de Boston, la popularidad de Kerry aumento dos puntos porcentuales y la de Bush bajó la misma cantidad El resultado del sondeo, publicado también este martes en la primera plana del Washington Post, establece que si las elecciones presidenciales se realizaran en este momento, Kerry ganaría con 50 por ciento de respaldo, frente a 44 de Bush y 2 por ciento de Ralph Nader, el presunto candidato independiente Los viejos reportes de inteligencia que Estados Unidos tiene en su poder sostienen que desde hace cuatro años operadores de Al-Qaeda vigilaban los cinco centros financieros presuntamente amenazados, y tenían proyectos específicos y detallados sobre su infraestructura, métodos y horarios de operación, y sobre el tipo de armas o explosivos que utilizarían para demolerlos, sin importar la vida de las miles de gentes que laboran dentro y fuera de ellos "Se tienen que mirar y analizar todas las razones por las que se tomó la decisión de compartir con el público esta información, así como las que nos llevaron a elevar el estado de alerta para los sectores financieros en esas ciudades", remató McClellan El pasado 13 de julio el gobierno de Pakistán arrestó a Mamad Naeem Noor Khan, un ingeniero en computación y presuntamente operador de Al-Qaeda; éste a su vez con sus declaraciones conllevó a la captura de otro presunto socio de Bin-Laden, Ahmed Khalfan Ghailani, acusado de ser uno de los terroristas involucrados en los ataques de 1998 a las embajadas estadunidenses en Kenia y Tanzania Con estos dos arrestos y la información vieja que tenía la CIA y el FBI, el domingo pasado el Departamento de Seguridad Interna tomó la decisión de elevar el estado de alerta, y la orden la firmó Bush a las diez de la mañana de ese mismo día

Comentarios