Advierte AMLO que sólo el pueblo lo sacará del GDF

sábado, 7 de agosto de 2004
* Afirma que su desafuero no está en manos del PRI, sino de la ciudadanía * Insiste en que tiene la conciencia tranquila México, D F, 6 de agosto (apro)- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que en el proceso de desafuero que se sigue en su contra no está en manos del PRI, sino de los ciudadanos, porque los capitalinos lo eligieron y “el pueblo pone, el pueblo quita En la democracia es el pueblo quien manda” En su conferencia de prensa matutina, el tabasqueño repitió que en el caso de El Encino no hay violaciones a la ley, a un día de que entregó el expediente en su defensa a la Comisión Instructora de la Cámara de Diputados, donde se desahoga su proceso de desafuero Aseguró que tiene la conciencia tranquila y calificó como “una vergüenza” este caso, en el que se construye un delito con la intención de inhabilitarlo políticamente “Están fabricando un delito, es una vergüenza que el llamado gobierno del cambio actúe de manera autoritaria, quiera descalificar a un adversario; ya sabemos que no nos ven con buenos ojos, pero no tienen por qué hacernos a un lado, ahora si que estamos en la peor situación del presidencialismo”, consideró López Obrador reconoció que esto también sucedió cuando el PRI estaba en el poder, pero criticó que si en el 2000 se luchó por el cambio y la alternancia, ésta no haya fructificado Explicó que lo que plantea a la Sección Instructora es que soliciten a la Procuraduría General de la República (PGR) todas las resoluciones sobre supuestas violaciones a suspensiones de amparo, para que se den cuenta que en todos los casos la dependencia ha declarado el no ejercicio de la acción penal “En mi caso decidieron proceder, ese es un elemento suficiente como para poder constatar que no hay fundamentación jurídica, sino que se trata de un asunto político; y como les recuerdo en la carta, el juicio de procedencia se estableció”, dijo El jefe del GDF indicó que estas apenas son dos pruebas Otras tienen que ver como el hecho de que el Ministerio Público no haya ordenado hacer un peritaje para conocer la superficie del terreno, que haya mentido el representante de Escobedo –presunto dueño del predio--, diciendo que tenía 86 mil hectáreas y son 83 mil, que esté probado que vendió tres mil y ya el terreno no llega donde quedó interrumpido el camino por el cual lo están juzgando Dijo que le gustaría saber la respuesta de la PGR ante estas pruebas “Sólo en mi caso decidieron ejercitar acción penal, ¿por qué?, ¿dónde está la diferencia?”, inquirió

Comentarios