Madrazo-Hank: matrimonio de conveniencia

domingo, 8 de agosto de 2004
Ante la urgencia de fortalecer su liderazgo en el PRI y de posicionarse también hacia fuera del partido para hacer viable su candidatura presidencial en 2006, Roberto Madrazo volvió a estrechar lazos con el clan Hank, cuyo fundador Carlos Hank González fue uno de los principales impulsores del tabasqueño en los años setenta, expone Proceso en su edición de este domingo 8 de agosto No son los únicos: Madrazo Pintado mantiene una estrecha relación con el expresidente Carlos Salinas de Gortari, a quien apoyó para legitimar su triunfo en 1988 Después fue recompensado con una diputación federal y proyectado a la gubernatura de Tabasco Habilidoso en el juego político, Madrazo también reforzó sus vínculos con José Murat, gobernador de Oaxaca En esa entidad no sólo se organizó una de las operaciones más importantes para que Madrazo llegara a la dirigencia nacional del PRI en 2002, sino que el cuestionado triunfo de Ulises Ruiz (que forma parte de su grupo) en los recientes comicios implica la conservación de su poder en Oaxaca Tan determinante fue Murat para el triunfo de Madrazo, que los propios priístas --entre ellos su contrincante Beatriz Paredes-- calificaron la elección interna del PRI en Oaxaca como “un cochinero” y denunciaron, con los documentos en la mano, que en el Programa de Resultados Electorales Preliminares aparecieron 20 mil votos de origen cibernético En esa misma forma continúa construyendo Madrazo Pintado sus soportes político y económico, para fortalecer mediante alianzas su precandidatura presidencial A juicio del senador del PRD Jesús Ortega, “la Presidencia de la República es la única meta de Madrazo; en aras de alcanzarla no tiene límites en asociarse con quien sea o con quien le convenga, y obtener dinero de donde sea”, dice en el reportaje que publica Proceso en su edición de este domingo 8 de agosto

Comentarios