Arrestan en Yucatán a operadores de mototaxis

viernes, 10 de septiembre de 2004
* Como acción de protesta, algunos de ellos se “desangraron” a las puertas de palacio Mérida, Yuc , 9 de septiembre (apro)- Mientras el gobernador Patricio Patrón Laviada se niega a autorizar concesiones para más de 800 operadores de mototaxis, la desesperación entre quienes insisten en prestar el servicio cobró las tres primeras detenciones Policías municipales de Mérida arrestaron a tres operadores de mototaxis que protestaban “desangrándose” a las puertas del palacio de gobierno A casi diez días de que el gobierno prohibió la circulación de estos vehículos, al menos una veintena de operadores se estacionaron frente al recinto del Poder Ejecutivo, donde minutos más tarde empezaron el ritual de desangrado El primero en desangrarse fue Alberto Flores Cortenay, dirigente de la organización, quien llevaría ocho años prestando el servicio de mototaxis y no pertenece ni a CTM ni a CROC Antes, explicó que desde 1997 ha insistido ante las autoridades para que le autoricen trabajar con mototaxis, sin embargo, no le hacen caso Según dijeron varios entrevistados, la situación económica por la que atraviesan es grave, toda vez que no tienen dinero para sus familias Pedro Pablo Hoil León denunció que la policía municipal de Mérida le decomisó su vehículo cuando transitaba en el centro de la ciudad, para llevar medicinas a una hermana que está grave en una clínica Inconformes con la actuación de la policía y la negativa del gobierno para atenderlos y otorgarles permiso para trabajar, decidieron cortarse las venas frente al palacio de gobierno, en señal de protesta Advirtieron que en caso de que se les continúe negando el permiso para trabajar, se prenderán fuego a las puertas del palacio de gobierno Las protestas contra el gobierno se han acrecentado en los últimos días, ya que prohibió la circulación de estas unidades La situación se ha tornado grave, ya que el ayuntamiento anunció el aumento de las tarifas del transporte urbano La víspera unos 500 estudiantes y personas de la tercera edad también protestaron contra el ayuntamiento de Mérida por esa medida

Comentarios