Rechazan académicos y legisladores la Ley de Seguridad

viernes, 10 de septiembre de 2004
* Fuera de control, organismos civiles y militares que realizan labor de inteligencia México, D F, 9 de septiembre (apro)- La iniciativa de Ley de Seguridad Nacional que promueve el gobierno de Vicente Fox --con el respaldo del Senado-- es confusa, restrictiva y discrecional, pues regula sólo las actividades del Cisen, y deja fuera de control a otros organismos civiles y militares que realizan actividades de inteligencia, incluido el espionaje telefónico, advirtieron hoy expertos, legisladores y funcionarios públicos al rechazar la propuesta aprobada por los senadores el 15 de abril anterior El gobierno de Vicente Fox ha tenido una conducción errática en materia de seguridad nacional, y la muestra más reciente es la iniciativa de ley que está en espera de ser votada en la Cámara de Diputados, donde se debe promover un proyecto más preciso, que busque el control de todos los organismos de seguridad e inteligencia del Estado, coincidieron académicos de la UNAM, El Colegio de México (Colmex), Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Durante un conferencia organizada por el Colmex y el Centro de Investigación sobre América del Norte de la UNAM, a fin de analizar la ley propuesta, la diputada del PRD, Socorro Díaz, dijo que la iniciativa es riesgosa, porque deja en manos de un gabinete del área la definición de las amenazas a la seguridad del país, sin que participe el Congreso, más allá de los informes que podrá recibir el Senado, de acuerdo con la propuesta de ley Consideró que un efectivo control de las actividades de inteligencia y seguridad nacional del Estado debe ser bicameral, debido a que son los legisladores los que aprueban el presupuesto del Cisen, además que criticó la intención oficial de reservar hasta por 30 años la información que esta dependencia clasifique como de seguridad nacional La consejera presidenta del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), María Marván Laborde, dijo que esa intención de reserva contradice a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, que establece un periodo de 12 años para ese tipo de información: “Es una preocupación fundamental, pues la ley de seguridad nacional no debe menoscabar los avances logrados en la ley de transparencia”, aseguró La funcionaria dijo que la ley propuesta define “amenazas demasiado abstractas y confusas”, y en esa lógica el Centro de Investigación y Seguridad Nacional podrá clasificar como información reservada toda la información que quiera El director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Eduardo Medina Mora, defendió el proyecto de ley, al considerar que tiene “elementos de control democrático”, como el de transparentar la información después de 30 años, pues en algunos países, como Turquía, la reserva puede ser de 30 y hasta 120 años En defensa de la ley, dijo que otro elemento democrático será el “control legislativo” y una “rendición de cuentas”, ya que se propone que el Senado reciba informes, emita una opinión sobre la agenda de riesgos para la seguridad nacional, supervise los acuerdos de cooperación, haga recomendaciones y tenga acceso a las auditorías del Cisen Sin embargo, para los especialistas las verdaderas medidas de control y rendición de cuentas se lograrán no sólo con informes al Senado, sino con la participación de las dos cámaras a través de comisiones especiales de seguridad nacional, y sobre todo con la presencia organizada de la sociedad, como sucede en otros países “Esa es la tendencia mundial, incluso en América Latina, y México es el único país que propone un control tan limitado”, dijo el investigador del Centro de Investigación sobre América del Norte, Raúl Benítez Manaut Leonardo Curzio, también investigador de la UNAM, dijo que la propuesta de ley es una muestra más de la “conducción errática” del gobierno de Fox en la materia, aunque consideró como un avance que se haya adelantado el proyecto, pues en México los organismos de seguridad e inteligencia nunca han estado regulados, lo que ha dado lugar a que esos aparatos hayan actuado más en defensa de los gobiernos en el poder que de la seguridad nacional

Comentarios