Presiona BM la educación superior

sábado, 11 de septiembre de 2004
* Pretende que dejen libre el mercado a las instituciones privadas, asegura exfuncionario de la UNESCO Guadalajara, Jal , 10 de septiembre (apro)- Al menos desde hace una década, el Banco Mundial ejerce cada vez más presiones en contra de las universidades públicas para que abandonen su función educativa y dejen libre el mercado a las instituciones privadas, denunció Marco Antonio Rodríguez Días, exdirector general de Educación Superior de la UNESCO Al hablar hoy sobre la educación superior como bien público en el marco la V Cumbre Iberoamericana de Rectores de Universidades Públicas, Rodríguez Idas afirmó que en los últimos diez años ha habido una posición encontrada entre el Banco Mundial y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura Mientras que la UNESCO ha venido pugnando por una educación como bien público en todos los niveles, el Banco Mundial promueve la educación comercial Esto significa para esta institución, que los gobiernos dejen de financiar la enseñanza superior y la demanda educativa quede para quien tenga dinero para pagarla y la convierte así en un mercado lucrativo Señaló que el BM promueve que los países pobres o en desarrollo se dediquen a la atención sólo de la educación primaria y secundaria, y que inviertan lo menos posible en universidades e institutos de enseñanza superior Con esto, puntualizó en su exposición, se pretende que el Estado abandone su función pública a través de la Universidad “No le interesa que se promuevan los valores y las capacidades humanas, la creatividad social y todo cuanto impulse el desarrollo de las personas” Al coincidir con lo expuesto por el representante de la UNESCO, el director del Centro de Estudios de la Universidad, dependencia de la Universidad Nacional Autónoma de México, Axel Didriksson, señaló que, en teoría, los gobiernos aceptan su compromiso con la educación superior y hasta aceptan las propuestas de esta cumbre, pero en la práctica se dejan llevar por lo que les impone el Banco Mundial Lo anterior quiere decir que si bien signan compromisos en el sentido de apoyar a las universidades públicas, a la hora de entregarles los presupuestos, sencillamente los dejan igual, no los aumentan en función de la inflación; y eso propicia cada vez menor margen de acción de estas instituciones Así, en México, por ejemplo, los recursos que se destinan a la educación superior representan menos del uno por ciento del PIB, concluyó

Comentarios